Vuelta al trabajo a la espera de que Diz y Ross salgan de la cuarentena

Miki Iglesias posa junto a los porteros Álex Cobo, David Conde y Manu Táboas al término de la sesión de ayer, en la que comunicó que se marcha a Malasia | arosa sc

El Arosa regresó ayer a los entrenamientos sin Diego Diz ni Martín Ross, que dieron positivo la semana pasada en covid y están realizando la cuarentena preventiva, ambos sin síntomas. Tampoco estuvo el preparador físico Miguel Fontán, que está confinado desde el miércoles pasado, también sin síntomas. Jugadores y técnicos se sometieron a nuevos test de antígenos antes de la sesión y todos dieron negativo. En el club esperan poder recuperar a Diz y a Ross para el partido del sábado en Carballo ante el Bergantiños (17 horas), que será el último de la primera vuelta. En el caso del centrocampista, mañana miércoles cumple los siete días de confinamiento tras su positivo, mientras que el central saldrá de la cuarentena el jueves. El director general Rodrigo Lojo explicaba ayer que el club aún no tiene muy claro si ambos podrán reincorporarse al grupo si el Sergas no los llama para realizar una PCR. Incluso el club valora la opción de hacerla a través del médico de la entidad. Y es que los dos jugadores llevan días sin síntomas, y en el caso de Ross nunca llegó a tenerlos.

El entrenamiento de ayer estuvo marcado por la despedida del entrenador de porteros Miguel Iglesias, que comunicó a los jugadores al final de la sesión su marcha a la liga de Malasia. “Miki” abandona la disciplina del Arosa SC para enrolarse en las filas del Johor Darul Takzim FC, actual campeón de Malasia. Recibió la propuesta las últimas semanas, a través de otro español, Orkatz Martín, que en los últimos años ha sido el entrenador del porteros de este club, que es el gran dominador del sudeste asiático los últimos años.

Miki Iglesias llegó al Arosa hace tres temporadas de la mano del segundo entrenador, Miguel Domínguez, que lo tuvo de ayudante en el Alerta Navia. Antes de recalar en el Arosa ya había estado en la órbita del campeón malayo, pero las circunstancias hicieron que no fructificase su incorporación. Esta vez le llegó la oportunidad, que supone un salto cualitativo a nivel profesional y laboral. Esta misma semana viajará a Malasia para ponerse a trabajar como entenador del porteros del filial del Johor FC, que está en la segunda categoría del fútbol malayo. En su nuevo club coincidirá con más de una docena de españoles que trabajan en diferentes cargos de la estructura del Johor FC, en cuya primera plantilla juega el ex céltico Nacho Insa. En la última década en el Johor FC han jugado futbolistas como Dani Güiza y Pablo Aimar. El club ha arrasado en cuanto a títulos y dispone de unas instalaciones y una estructura, tanto en el primer equipo como en la cantera, que le convierten en el gran referente del sudeste asiático. “Ahora mismo estoy más triste por irme que ilusionado por lo que me espera. Me da pena dejar el Arosa, porque aquí me han tratado todos muy bien. Solo tengo palabras de agradecimiento hacia todos”. En especial hacia los porteros, Manu Táboas y Álex Cobo, al igual que Dieste, Baraca y ahora el juvenil David Conde. “Del Arosa me llevo amigos”, dice el vigués. “Esta es una gran oportunidad para mí y no puedo desaprovecharla. Ser entrenador de porteros es lo que me gusta y quiero vivir de ello”.

La dirección deportiva ya busca un recambio para Miki Iglesias y Rafa Saéz no descarta apostar por la promoción interna dentro del propio club. 

Vuelta al trabajo a la espera de que Diz y Ross salgan de la cuarentena

Te puede interesar