sábado 07.12.2019

Abanca gana 77 millones de euros y coloca su rentabilidad en el 8,4%

Abanca obtuvo en el primer trimestre de 2016 un beneficio antes de impuestos de 111 millones de euros, lo que sitúa su rentabilidad en el 8,4%.

 

Los tres máximos dirigentes de Abanca Francisco Botas, Juan Carlos Escotet y Javier Etcheverría   archivo ec
Los tres máximos dirigentes de Abanca Francisco Botas, Juan Carlos Escotet y Javier Etcheverría archivo ec

Abanca obtuvo en el primer trimestre de 2016 un beneficio antes de impuestos de 111 millones de euros, lo que sitúa su rentabilidad en el 8,4%. Sin embargo, el beneficio neto cayó un 40,3% en relación con el registrado en los tres primeros meses de 2015, hasta los 77 millones.
La entidad financiera resaltó la mejoría del resultado recurrente con clientes, que crece un 13,8% “impulsado por la positiva evolución del margen comercial y la fortaleza de los ingresos por prestación de servicios”, en especial los correspondientes a la comercialización de seguros, fondos y planes.
El banco destacó también que “se ha focalizado en compensar la reducción del euríbor con una gestión rentable de su nuevo negocio”. La nueva producción de crédito se concede a un tipo superior al de la cartera antigua, de manera que el margen comercial recurrente avanza un 18% interanual. Al mismo tiempo, reivindicó que “continúa mejorando la calidad de su cartera crediticia, que presenta niveles de reducción de morosidad y cobertura mejores que la media del mercado financiero español”. Además, Abanca registró tasas positivas en la evolución de las principales magnitudes de su negocio. 
Con el crédito a empresas y familias “como principal prioridad”, ha seguido incrementando de manera “muy importante”, según dice, su volumen financiado, que en los primeros tres meses del año alcanzó los 2.812 millones de euros, un 56% más que en marzo de 2015.
El crédito a clientes en situación normal se situó en 25.090 millones de euros, lo que supone un incremento de 1.408 millones de euros, un 5,9 por ciento más en términos interanuales.
Los depósitos de clientes minoristas se situaron en 29.205 millones de euros. Los saldos a la vista, que crecieron un 17%, presentaron un comportamiento especialmente positivo.
Estas cifras proporcionan a la entidad unas cuotas de mercado en Galicia del 41% en depósitos y del 31% en crédito. En el resto de España, ámbito en el que la entidad está posicionándose en emplazamientos selectivos, ganó en el trimestre 4 puntos básicos en su cuota de crédito.
Por otro lado, la tasa de morosidad “ha continuado su descenso”, quedando situada en el 8,24%, con un 25 por ciento menos de saldos morosos que en marzo de 2015. 
Los niveles de cobertura del riesgo de Abanca se sitúan entre los más elevados de las entidades españolas: la cobertura de créditos morosos es del 60,8%, mientras que la de activos adjudicados, cuyo peso se mantiene en el 1% del balance, se sitúa en el 56%. En materia de solvencia, incrementó en 5 puntos básicos su ratio de capital.

Comentarios