domingo 12.07.2020

El BCE inyectará 50.000 millones al mes para reactivar la economía del euro

El Banco Central Europeo (BCE) analizará hoy una propuesta para comprar títulos de deuda por valor de 50.000 millones de euros al mes durante un plazo de al menos un año, según afirmó ayer el diario “The Wall Street Journal”.

Desde el partido de Merkel creen que el BCE rebasa sus competencias con la compra de bonos	efe
Desde el partido de Merkel creen que el BCE rebasa sus competencias con la compra de bonos efe

El Banco Central Europeo (BCE) analizará hoy una propuesta para comprar títulos de deuda por valor de 50.000 millones de euros al mes durante un plazo de al menos un año, según afirmó ayer el diario “The Wall Street Journal”.

La propuesta se analizará en la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, en medio de expectativas sobre la posibilidad de que la institución financiera anuncie la puesta en marcha de un programa de compra de títulos de deuda soberana y de bonos de empresas.

Según informa el periódico, la propuesta forma parte de los esfuerzos del BCE para estimular la economía y luchar contra los bajos niveles de inflación.

La propuesta que se llevará a la reunión de hoy del Consejo de Gobierno del BCE fue acordada el martes por el Consejo Ejecutivo del banco europeo.

No obstante, la cifra final de los títulos que comprará el BCE se decidirá en la reunión de hoy .

El diario recuerda que los expertos esperaban que el monto total del programa de compra de títulos fuera de 500.000 millones de euros, pero la propuesta del Consejo Ejecutivo eleva esa suma a 600.000 millones “y posiblemente mucho más”

Según cálculos del BCE, actualmente hay títulos de deuda soberana en el mercado secundario por valor de 6,5 billones de euros que cumplen con las condiciones para entrar en el programa de compra de bonos.

La medida tiene tanto sus promotores como sus críticos. Entre los últimos, destacan los representantes de las aseguradoras, que ya se enfrentan a problemas debido a los bajos intereses.

“Con ello se rompería un tabú, sería un paso fatal en medio de una política monetaria ya extremadamente expansiva”, dijo Torsten Utech, encargado de finanzas en la aseguradora Generali en Alemania.

También los bancos alemanes, en un comunicado conjunto, advirtieron en contra de un paso que se considera inminente y dijeron que con él el BCE “dispararía prematuramente su último cartucho”.

Sin embargo, muchos actores del mercado ya han incluido en sus cálculos la puesta en marcha del programa de compra de bonos del BCE, lo que inyectaría más dinero en la economía y les daría a los gobiernos más margen de acción.

En los gobiernos europeos, parece haber discrepancias con respecto al programa de compra de bonos.

Aunque la canciller alemana, Angela Merkel, recordó la necesidad de respetar la independencia del BCE, dentro de su partido, la Unión Cristianodemócrata, hay quienes consideran que con ello el emisor estaría rebasando sus competencias.

Comentarios