martes 22/9/20

CaixaBank y Bankia quieren tener ultimada su fusión antes de fin de año

La operación, en fase inicial, daría lugar a la primera entidad bancaria doméstica en España
Edifi cio de la sede de Bankia en Valencia | ROBER SOLSONA (EP)
Edifi cio de la sede de Bankia en Valencia | ROBER SOLSONA (EP)

CaixaBank y Bankia pretenden apurar los plazos y acelerar al máximo los trámites pertinentes con el fin de tener ultimada su fusión antes de finales de año, informaron fuentes del sector.

La operación, que daría lugar a la primera entidad de banca doméstica en España, está aún en sus fases iniciales, pero arrancó con fuerza, al contar con la bendición del supervisor (el Banco Central Europeo) y el Ministerio de Economía, no así con la del socio de la coalición de Gobierno Unidas Podemos.

Actualmente, ambas entidades bancarias están en plena fase de “due diligence” (auditoría legal), en la cual se intercambian información y tienen acceso a sus respectivos libros con el fin de afinar los números de la operación entre las mismas.

También contrataron ya a sus asesores. En el plano financiero, Caixabank cuenta con el asesoramiento de Morgan Stanley, con Deloitte como consultor y con Uría Menéndez como asesor legal. De su lado, Bankia tiene a Rotschild como asesor financiero, a EY como firma de servicios profesionales y a Garrigues como despacho, según detalla “El Confidencial”. Una vez concluida la due diligence, CaixaBank y Bankia definirán cómo queda finalmente esta ecuación de canje de acciones, el organigrama y el reparto de poder interno, el plan de reducción de la capacidad instalada (que cuantificará las sinergias y el ahorro de los costes), el plan de negocio futuro, la sede social y el nombre de la entidad resultante.

Según la ecuación de canje que se baraja, La Fundación La Caixa controlaría un 30% del grupo resultante de la fusión, mientras que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), bajaría su peso de casi el 62% actual al 14%.

Capitalización bursátil

Con datos a cierre del jueves, la capitalización bursátil de CaixaBank ascaendía a 10.859 millones de euros, mientras que la de Bankia se situaba en 3.178 millones. Si se tomaran como referencia estos datos para la ecuación de canje, los accionistas de CaixaBank tendrían el 70% de la nueva entidad, y los de Bankia el resto.

En cuanto al organigrama, parece que las entidades se sentirían cómodas otorgando el sillón de presidencia a José Ignacio Goirigolzarri y el puesto de consejero delegado plenipotenciario a Gonzalo Gortázar. En el caso de José Sevilla, actual consejero delegado de Bankia, no se definió aún si tendría encaje en el nuevo organigrama.

Respecto a la sede social, aunque ninguno de los dos se ha pronunciado aún al respecto, es previsible que la entidad resultante mantenga la sede en Valencia, donde la tienen actualmente ambos bancos. La fusión de CaixaBank y de Bankia, tercera y cuarta entidad por tamaño del sector financiero español, daría origen a un grupo con activos por importe de 650.000 millones de euros, unas 6.600 sucursales (4.400 la entidad de origen catalán y más de 2.200 la entidad nacionalizada) y una plantilla conjunta superior a los 51.000 empleados (casi 35.600 CaixaBank y unos 16.000 Bankia), lo que propiciaría significativas sinergias. l

Comentarios