• Jueves, 20 de Septiembre de 2018

La CEG estudiará qué medidas adoptar ante la falta de candidatos

El plazo para presentar candidaturas para presidir la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) concluyó sin ningún aspirante

 

La CEG estudiará qué medidas adoptar ante la falta de candidatos

El plazo para presentar candidaturas para presidir la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) concluyó sin ningún aspirante, según informó la patronal gallega. “En la celebración de la próxima reunión de los órganos directivos de la organización gallega se analizará la situación actual de la misma y se decidirán las medidas a adoptar en consecuencia”, apuntó.
La patronal gallega indicó que expirado el plazo para la presentación de candidaturas a la presidencia, ayer a las 13.00 horas, la organización no había recibido “ninguna propuesta”.
El 7 de junio, la CEG había convocado oficialmente la reunión de la asamblea general electoral para el próximo viernes, 20 de julio, con el asunto único en el orden del día de la elección a la presidencia de la patronal gallega.
Las propuestas para la elección, conforme a los Estatutos de la CEG, únicamente podían ser presentadas por organizaciones integradas en la misma –confederaciones provinciales o asociaciones sectoriales–, y se permitía a cada organización plantear una sola candidatura.  Además, el aspirante debería ser miembro de la asamblea general de la CEG. En este escenario, los empresarios gallegos analizarán la situación en la próxima reunión de los órganos directivos de la patronal, donde decidirán qué medidas adoptar.

Gobierno colegiado
Algunas fuentes consultadas la semana pasada, cuestionadas por la hipótesis de que se llegase a este viernes sin candidato, señalaron que de darse el caso sería el momento de retomar la idea de acometer una reforma en los estatutos para apostar por un “gobierno colegiado”. Ese gobierno colegiado, conformado por los cuatro presidentes provinciales, con el mayor al frente (Antonio Fontenla, por A Coruña), es el que ha dirigido la patronal desde finales de enero y en los otros períodos de interinidad con la marcha de los últimos tres responsables.
Y es que, desde la marcha del vigués José Manuel Fernández Alvariño en noviembre de 2015 (fue el único candidato en julio de 2013, cuando se fue Fontenla, pero su mandato estuvo marcado por una oposición interna que denunciaba supuestas irregularidades en su gestión), han dimitido tanto el ourensano Antonio Dieter Moure (en octubre de 2016, por lo que apenas estuvo en el cargo nueve meses) como el coruñés Arias. Este último aguantó en el puesto algo más de un año, pero su periodo estuvo marcado igualmente por las luchas entre sectores, toda vez que las confederaciones de Ourense y Pontevedra le acusaban de un “pecado original”: Arias presentó su candidatura a pocos minutos del cierre del plazo y lo hizo vinculado al apoyo de las provinciales de A Coruña (que dirige Fontenla desde hace más de 20 años) y Lugo (a cuyo frente está Jaime López).
Esto fue interpretado por el presidente en Pontevedra, Jorge Cebreiros, y por el propio Pérez Canal, como una deslealtad al compromiso de consensuar un nombre para dirigir la CEG. En esta ocasión, no ha habido sorpresa de última hora y el plazo expiró sin que nadie diese un paso al frente.