miércoles 20.11.2019

Las mujeres directivas se triplican en 25 años, pero no llegan al 30%

La presencia femenina en puestos ejecutivos predomina en las empresas de servicios y productos de gran consumo
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín | archivo ec
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín | archivo ec

Cerca del 30% de los puestos directivos o de mandos intermedios en España (concretamente, el 28,73%) está en manos de mujeres, tres veces más que hace 25 años, cuando la cifra era del 9,4 por ciento, pero aún lejos de una paridad efectiva, según revela un informe de la consultora Ceinsa.

El consejero delegado de la compañía, Josep Capell, explicó que, en la actualidad, solo el 19,4 por ciento de los cargos directivos están ocupados por mujeres, mientras que en los mandos intermedios este porcentaje se eleva al 31,5 por ciento.

Además, el informe revela que menos de un 20% (un 18,9%) de los miembros del comité directivo son mujeres y que un 22% ocupan puestos directivos pero no son miembros del consejo.

Estas cifras contrastan con las observadas hace 25 años, cuando solo un 5,4 por ciento de los puestos de los consejos directivos eran ocupados por mujeres.

Por su parte, las empresas nacionales o de capital mixto han incrementado la presencia de mujeres en puestos directivos de un 9 por ciento en 1994 hasta un 31% en 2019, así como las de capital extranjero, que han pasado de un 10% de mujeres en puestos ejecutivos a un 21%.

Por sectores, el estudio apunta que la actividad de la empresa es un factor clave para determinar la presencia de la mujer en puestos ejecutivos. 

De hecho, son las empresas de servicios y productos de gran consumo las que tienen mayor presencia de mujeres (30% y 31%, respectivamente), y aquellas dedicadas a actividades industriales clásicas donde hay un porcentaje menor, algo que se ha mantenido durante los últimos 25 años.

Recursos humanos 
La presencia de las mujeres en cargos directivos es mayor en las áreas de recursos humanos y marketing, donde suponen más del 50 por ciento de los puestos de dirección o mando intermedio, mientras que es menor en áreas como gerencia (12,9%) o comercial (24,5 por ciento).

Capell destacó que precisamente estas áreas hace 25 años “estaban prácticamente vetadas a las mujeres” y, por ello, son las que han tenido un mayor incremento en términos porcentuales de su presencia.

Además, desde Ceinsa también explicaron que las mujeres presentan un “porcentaje de abandono” a mitad de carrera profesional de las responsabilidades ejecutivas superior al de sus homólogos varones.

El consejero delegado de la firma añadió que, aunque la presencia sigue siendo minoritaria y se sitúa lejos de la paridad (50 por ciento), la tendencia es claramente ascendente.

Comentarios