jueves 1/10/20

Los botellones multitudinarios y los incumplimientos de las medidas se suceden en España

Muchos de los asistentes no llevan puesta la mascarilla ni respetaban la distancia mínima 
de seguridad
Agentes de la Policía disuelven un botellón en Sevilla | emergencias sevilla
Agentes de la Policía disuelven un botellón en Sevilla | emergencias sevilla

Las fiestas y botellones multitudinarios se repiten por toda España incumpliendo las medidas de seguridad anticovid y las restricciones impuestas por las comunidades autónomas para contener la pandemia del coronavirus.  

En concreto, un operativo conjunto de Policía Local y Policía Nacional desalojó la madrugada de ayer a unas 300 personas que se concentraban en el entorno del Mercado de Las Candelarias, consumían bebidas en la vía pública e incumplían las medidas de seguridad decretadas para frenar el coronavirus, según informa Emergencias Sevilla.

Por otra parte, la Policía Local desalojó y precintado un bar en la zona de Nervión donde celebraban un cumpleaños, incumpliendo las medidas relacionadas con el Covid-19, y además, “no presentó licencia de apertura”.

El establecimiento se hallaba “con las persianas metálicas cerradas, fuera del horario permitido e incumplía las medidas de seguridad”, señala el cuerpo.

No fue la única concentración disuelta este fin de semana. En la madrugada del sábado, la Policía Local impidió varios intentos de botellones, la primera en los aparcamientos de Palmas Altas, donde se dieron cita unos 500, convocados a través de redes sociales.  

La Policía también impidió concentraciones en Bermejales y Heliópolis, dónde se formularon 203 denuncias por esos motivos y por no llevar mascarillas. 

Los agentes también intervinieron la noche de ayer en la calle Radio Sevilla, Parquede Miraflores y Alameda de Hércules. Además, fueron desalojadas unas 200 personas que se congregaban en la explanada de Alfredo Kraus.

Asimismo, la Guardia Civil y la Policía Local de Pego (Alicante) desalojaron a un centenar de jóvenes que participaban en una fiesta en la que no se respetaban las medidas de seguridad por el Covid-19 y que no contaba con autorización administrativa. 

La fiesta se desarrolló durante la noche y parte de la mañana de ayer, en el paraje natural de la marjal de Pego-Oliva, en el término municipal de Pego. 

Alrededor de un centenar de jóvenes asistieron a la fiesta, y la Guardia Civil junto con la Policía Local procedieron a desalojarlos durante toda la mañana. 

Los agentes informan de que se levantarán las correspondientes actas por infracción del promotor, al tratarse de una fiesta que sin autorización administrativa, y por no respetarse las medidas de seguridad. 

Los participantes se habían desplazado para asistir a la fiesta desde distintos puntos de España como Madrid, Barcelona y Albacete, y también de Galicia.  

Asimismo, agentes de la Unidad de Distrito Centro Norte de la Policía Municipal de Madrid desalojaron un local, ubicado en la céntrica calle Desengaño, que permanecía abierto fuera del horario permitido, que ahora concluye a la 1.30 horas por las medidas restrictivas para evitar la propagación del coronavirus.

Además, en el interior del el establecimiento había 42 clientes que no llevaban mascarilla, fumando y donde no respetaban el distanciamiento social, según indicaron fuentes policiales.

La intervención de los agentes tuvo lugar sobre las 3 de la madrugada del viernes tras recibir varios avisos de vecinos que veían salir gente de un local con la música alta en un bar que debería estar cerrado a esas horas.

El establecimiento tenía dos plantas y se sobrepasaba el aforo permitido. Finalmente, los policías formularon 36 propuestas de sanción a los clientes por no usar mascarilla y no respetar las medidas de restricción.

Comentarios