lunes 06.04.2020

Calvo trata de desvincular la reforma del Código Penal de las condenas del procés

La vicepresidenta recuerda que a Puigdemont no se le extraditó porque los tipos penales sonaban “extraños” 
Carmen Calvo intentó desvincular la revisión de la norma de la mesa de diálogo político que se formará en Cataluña | aec
Carmen Calvo intentó desvincular la revisión de la norma de la mesa de diálogo político que se formará en Cataluña | aec

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, defendió la necesidad de reformar el Código Penal y revisar la actual tipificación de los delitos de rebelión y sedición para “acompasar comportamientos democráticos, asumidos en la vida cotidiana de España, a tipos penales” que se ajusten mejor al derecho comparado europeo.

“Hay tipos penales que son anteriores a la Constitución, se acompasan mal con acontecimientos nunca queridos. Nosotros como partido político siempre hemos tenido en nuestra acción de gobierno y dentro de los proyectos de reforma legislativa que haremos la modificación del Código Penal, simplemente porque pensamos que hay que acompasar comportamientos democráticos, asumidos en la vida cotidiana de España, a tipos penales que en alguna sentencia europea como la alemana nos advirtió que sonaban extraños”, defendió en la Cadena Ser.

Calvo se refería así a la decisión de la justicia alemana que rechazó entregar a España al expresident catalán fugado Carles Puigdemont tal y como reclamaba el juez Pablo Llarena.

La vicepresidenta también recordó que el Gobierno de Sánchez surgido de la moción de censura, a través de la Abogacía del Estado, ya advirtió en el proceso judicial que juzgó a los líderes del procés, “lo que luego resultó ser en la sentencia del 14 de octubre, que había tipos penales que se acompasaban poco con algunas situaciones de este país”, en alusión a que la primera sentencia del procés condenó por sedición y no por rebelión como pedía la Fiscalía a los dirigentes independentistas.

Armando el proyecto

Calvo también anunció que ya están “armando el proyecto de reforma” del Código Penal que llevarán al Congreso y que abordará la revisión de la tipificación de los delitos de rebelión y sedición y la necesidad del consentimiento expreso en las relaciones sexuales.

La “número dos” del Ejecutivo desvinculó la revisión del Código Penal con la mesa de diálogo político para una solución en Cataluña que el PSOE pactó con ERC en el acuerdo de investidura y que está pendiente de la entrevista entre el presidente, Pedro Sánchez, y el president de la Generalitat, Quim Torra.

“Del Código Penal y de su reforma el presidente no va a hablar con ningún presidente de las comunidades. No forma parte de ese escenario”, aseguró Calvo.

Comentarios