sábado 19.10.2019

Las cámaras de La Marina impusieron una media de 60 multas al día en 2018

El sistema de vigilancia sigue siendo la principal fuente de sanciones del 092, a pesar de una caída del 48%

Las cámaras de La Marina impusieron una media de 60 multas al día en 2018

La avenida de Montoto, en La Marina, se convirtió en un verdadero coto de caza de infractores desde que en abril de 2017 se activaron las cámaras que sancionan a los conductores que, sin estar habilitados para ello, recorren la avenida, reservada solo al transporte público y al de unos pocos vecinos. En esos ocho meses, se llegaron a acumular más de 36.000 multas, lo que disparó el número de infracciones con respecto a otros años. Sin embargo, durante el año pasado el número ha caído casi un 48%, de manera que ahora supera las 22.000. Aún así, eso significa que de media cada día se imponen 60 multas en ese punto de la ciudad. 


Las cifras oficiales no se conocerán hasta la presentación de la Memoria de la Policía Local, pero sirven para confirmar la posición de las cámaras de La Marina como el sistema más efectivo de imposición de multas de manera telemática, muy por delante de las cámaras instaladas en la vía prioritaria para el autobús urbano o el multamóvil. También confirman que, a pesar de la abundante señalización que se encuentra a la entrada de la avenida de Montoto, en uno y otro sentido, los conductores despistados siguen internándose por la vía. 

Del exterior 
Sin embargo, la Policía Local advierte de que el descenso significativo demuestra que ya no son los coruñeses las principales víctimas del ojo electrónico. “Al principio los había, pero ahora, después de una multa o dos, la gente ha aprendido y no pasa por allí”, explica un agente. El mayor problema es para los forasteros que no conocen la ciudad, y que suelen dirigirse en línea recta desde Alfonso Molina hacia el centro. Así que  casi todas las matriculas que graban las cámaras son de otras ciudades. 

Las mismas fuentes añaden que muchos se dirigen al hospital Abente y Lago, que es uno de los principales focos de tráfico de ese parte de la ciudad, de ahí que no falten desprevenidos que no sepan que deben desviarse hacia la avenida del Puerto. 

Conviene recordar que la sanción no se emite de forma automática, sino que cuando la cámara toma una instantánea después de que el lector no reconozca la matrícula, es enviada a una agente de la Policía Local situado en la sala de control semafórico del 092 que comprueba las imágenes y da el visto bueno para que la denuncia siga su curso. 

Acceso restringido 
Por otro lado, el Ayuntamiento siempre se ha negado a los requerimientos de los vecinos de Monte Alto de levantar las restricciones de paso de la avenida de Montoto en caso de que un accidente bloquee el túnel de La Marina. 

El concejal de Movilidad Sostenible, Daniel Díaz Grandío, rechazó adoptar esa medida porque “sería romper e rachar ese espazo, que perdería o sentido”. La gran explanada en la que se ha convertido La Marina tras el proyecto impulsado por el Gobierno de Carlos Negreira ha creado un espacio para la ciudadanía donde antes no había nada más que una zona de tránsito. Acceder a las demandas de los vecinos sería, pues, “perder cidade”.

Comentarios