miércoles 18.09.2019

Empiezan los trabajos para cambiar la vidriera franquista de María Pita

La primera actuación será la colocación de una línea de vida para la seguridad de los trabajadores

El Ideal Gallego-2019-03-07-011-54334fe3
El Ideal Gallego-2019-03-07-011-54334fe3

Los trabajos previos para la retirada de la vidriera con motivos franquistas del palacio de María Pita comenzaron ayer y se prolongarán durante al menos un mes.

En esta primera fase de la intervención se procederá a colocar una línea de vida, una medida que garantice la seguridad en altura de los trabajadores que se encargarán de llevar a cabo el cambio de los cristales. La previsión municipal es que estos trabajos previos se desarrollen hasta el inicio de abril y que posteriormente se ejecute el cambio de la vidriera.

El palacio de María Pita contaba ayer con la presencia de una grúa de importante tamaño en uno de sus laterales además de varios operarios trabajando en la zona de cristales.

La actuación para el cambio de la vidriera por una sin motivos franquistas costará 87.385 euros, de los que 33.468 son para los trabajos previos y cerca de 54.000 para la sustitución de la cristalera. Esta segunda parte de la intervención se adjudicó a Maumejean, que es la misma empresa que se encargó de ejecutar la vidriera original y que ahora será modificada para eliminar los motivos franquistas de cara a dar cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica.

Estos trabajos fueron adjudicados en diciembre de 2017 y desde María Pita se aludió a la necesidad de cumplir con determinados trámites debido al valor patrimonial tanto de la vidriera como del palacio de María Pita, que se encuentra en la zona Pepri, de alta protección.

Así, la empresa encargada de llevar a cabo la obra de sustitución, tuvo que presentar un nuevo diseño que contase con el visto bueno tanto del departamento de Patrimonio de la Xunta como de la comisión municipal encargada del Pepri.

Desde ayer los trabajos en la zona de la vidriera impiden que se utilice la escalera de honor del Ayuntamiento, en la que se encuentra esta zona acristalada, de la que desde hace algún tiempo falta algunos de los vidrios de los laterales.

Proyecto
La retirada de la vidriera franquista es una de las actuaciones promovidas por el actual Gobierno municipal desde su llegada a María Pita en 2015 y para dar cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica.

En varios presupuestos de este mandato hubo una partida para la retirada de este elemento, pero hasta ahora no se había puesto en marcha la sustitución de la zona acristalada.

Comentarios