lunes 30/11/20

El grupo de En Marea ignora al Consello y apoya a Paula Quinteiro

El grupo parlamentario de En Marea decidió ayer abrir un “expediente informativo” para dilucidar el motivo por el que el Consello das Mareas pidió la dimisión de Paula Quinteiro por su incidente con la Policía.

Luis Villares y Paula Quinteiro a la salida de la reunión del grupo de En Marea | xoán rey (efe)
Luis Villares y Paula Quinteiro a la salida de la reunión del grupo de En Marea | xoán rey (efe)

El grupo parlamentario de En Marea decidió ayer abrir un “expediente informativo” para dilucidar el motivo por el que el Consello das Mareas pidió la dimisión de Paula Quinteiro por su incidente con la Policía.
Esta decisión fue tomada en el marco de una reunión del grupo parlamentario que se extendió durante ocho horas –con receso para comer– al existir posturas encontradas entre los diputados y ataca frontalmente a la adoptada el pasado viernes por el Consello das Mareas.

Cuestiones éticas
Ese órgano, la dirección de la confluencia, pidió la pasada semana –en una reunión de la que se ausentaron los críticos– la dimisión de Quinteiro por cuestiones “éticas” al considerar que la diputada, tras el incidente protagonizado con la policía, no es la persona adecuada para representar los intereses de En Marea.

La decisión del grupo parlamentario fue trasladada a la prensa a través de un comunicado ya que los integrantes del grupo rechazaron a hacer declaraciones al salir del encuentro.

“Tal y como se produjo, la opinión expresada por el Consello das Mareas es una declaración política que no tiene consecuencias directas” al no haberse llevado a cabo mediante un “proceso reglado”, señala el comunicado, que pone en tela de juicio la actuación de la dirección orgánica y evidencia un enfrentamiento con el grupo parlamentario.
El grupo en la Cámara –en el que hay tres integrantes también en el Consello das Mareas, entre ellos el portavoz, Luís Villares, y que se abstuvieron en la reunión de la dirección que pidió la dimisión– considera pues que “Paula Quinteiro debe seguir desarrollando sus funciones”.

En base a ello, cargan contra la postura del Consello das Mareas por solicitar una dimisión derivada de un incidente que fue “instrumentalizado por el PP” para atacar “personalmente” a Quinteiro y también al grupo parlamentario.
A pesar de que los diputados se comprometieron a no hacer declaraciones, la secretaria xeral de Podemos, Carmen Santos, “por respeto” y ante el “malestar” de los periodistas, que hicieron puerta durante horas sin obtener más declaraciones que el comunicado, explicó que la reunión se alargó para adoptar un acuerdo “por mayoría”. “La unidad merece la pena y hay que trabajarla”.

Comentarios