viernes 06.12.2019

La Marea estima que el 1,3% de los viajes por Linares Rivas se realiza en bicicleta

Expertos en movilidad calculan que los ciclistas en este punto suponen el 0,5 y 1% del total de viajeros 

el ideal gallego-2019-03-02-003-3a1d4c53
el ideal gallego-2019-03-02-003-3a1d4c53

Todavía falta un tiempo para que el carril bici se complete, aunque desde el Gobierno local esperan que sea antes de las elecciones de mayo. Pero eso no ha impedido al concejal de Movilidad Sostenible, Daniel Díaz Grandío, sacar pecho con las primeras cifras sobre la circulación en el carril bici, gracias a un aforador instalado en la avenida de Sánchez Bregua, junto a la sede del PP. Entre el 14 y el 24 de febrero la Intensidad Media Diaria (IMD) de trayectos en bicicleta fue de 739. Son unos resultados que Grandío considera “moi positivos”, a pesar de que reconoce que por la avenida de Linares Rivas circulan a diario (IMD) 55.000 vehículos a motor. Sumando esas dos cifras, significa que solo el 1,3% de los desplazamientos en esa zona son a pedales. 


Expertos en movilidad  señalan otro punto: “Si queremos medir el número de usuarios, esos 55.000 viajes en vehículos deben convertirse en personas multiplicando por 1,2 (la ocupación media de un coche) y hay que sumar el número de viajeros de bus y el de caminantes, serían unos 170.000 viajeros”. Eso significa que la cifra real de viajeros en bicicleta estaría muy por debajo de lo que podría esperarse, entorno al 0,5 % y el 1% del total. 

Es más, hay que tener en cuenta que no existen cifras de la circulación en bicicleta por la zona antes de que se instalara el carril segregado. O, por lo menos, el Gobierno local no las ha presentado, así que ni siquiera se puede estar seguro de si esta infraestructura ha incentivado la bicicleta. De cualquier manera, Grandío parecía satisfecho ”sobre o uso en aumento desta infraestrutura que, ademais, supoñemos que medrará de forma considerable durante o verán”. Además, los picos de circulación (de hasta 950 viajeros) se registraron en días laborables, lo que parece indicar que se emplea como una alternativa real al transporte cotidiano y no simplemente para el ocio, como ocurre con el carril del Paseo Marítimo. 

Respecto a otras ciudades 
Así que para Grandío, “trátase dunha porcentaxe moi relevante en este estado inicial de apertura da infraestrutura, tendo en conta que en cidades onde o uso da bici está moito máis normalizado, como é Vitoria, Sevilla ou Donostia, esta porcentaxe está entre o 3 e o 6%”. Conviene recordar que el PMUS elaborado en 2013 tenía como objeto llegar el 3,7% de los desplazamientos en bicicleta en el conjunto de la ciudad, meta de la que aún se está lejos. 


En todo caso, al principio de este mandato, la ciudad tenía 17,3 kilómetros de carril bici que o estaban conectados y antes de que acabe, se habrían llegado a los 35 kilómetros, aunque es una obra que no ha estado libre de disputas, o de errores en la ejecución. “Están inspirados en estudos e deseños reputados para estas infraestruturas”, asegura.

Comentarios