sábado 19.10.2019

Pedro Sánchez deja fuera de las candidaturas a los susanistas y Díaz “toma nota”

Ferraz borró de las listas todos los nombres propuestos desde la federación andaluza excepto dos

Pedro Sánchez charla con Cristina Narbona | jj guillén (efe)
Pedro Sánchez charla con Cristina Narbona | jj guillén (efe)

El PSOE aprobó ayer sus listas electorales prácticamente sin “susanistas” en las provincias de Sevilla, Cádiz, Córdoba y Almería, lo que ha provocado el malestar de la líder andaluza, Susana Díaz, que ha advertido al presidente Pedro Sánchez de que lo tendrá en cuenta en el futuro: “Tomo nota”.


Tras varios días de tensa negociación entre la dirección federal y la del PSOE andaluz, Ferraz impuso su criterio y borró de las candidaturas todos los nombres propuestos por esta federación, a excepción de Sonia Ferrer, número dos al Congreso por Almería, y María Jesús Serrano, número tres por Córdoba al Senado.

Fuentes de la dirección federal consideran que Díaz ha “echado un pulso” a Sánchez en este proceso, en el que este ha conseguido elaborar unas candidaturas repletas de fieles, entre ministros, altos cargos, miembros de la ejecutiva y cuadros “sanchistas” que le apoyaron en las primarias.


Aunque el comité aprobó por unanimidad todas las listas a las generales del 28 de abril y a las municipales y autonómicas del 26 de mayo, Díaz y lo suyos no participaron en la votación.


Además, el veto de Ferraz a los “susanistas” en cuatro de las ocho provincias andaluzas ha llevado a su secretario de Organización, Juan Cornejo, a emitir un voto particular al dictamen de la Comisión Federal de Listas.


Por su parte, la expresidenta Susana Díaz lamentó que no le haya sido posible llegar a un acuerdo a pesar de ha “tenido la mano tendida en todo el proceso para hacer compatible la decisión del federal con la decisión soberana de los militantes”.
“Bueno, tomo nota y a partir de mañana todos a trabajar y a buscar que tengamos el mejor resultado electoral posible el mes de abril, que será la antesala del mes de mayo”, acató.

Réplica de Ábalos
La réplica a Díaz vino del secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, que le recordó que “todos” toman “nota de todo” y que las listas se aprobaron por unanimidad.


Por su lado, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, aseguró que los debates que hay siempre sobre las listas electorales "se tienen que quedar dentro de casa", porque al ciudadano hay que transmitirle en elecciones "con mucha contundencia" que hay "unidad de acción". "En los partidos, el que hoy es oficialista mañana será crítico, y el que a lo mejor antes era crítico luego termina siendo oficialista. Yo ya llevo suficiente tiempo como para saber que a lo largo de una legislatura cambian mucho las tornas", comentó. 


La dirección del PSOE también modificó las candidaturas de Zaragoza y Teruel, ante la falta de acuerdo con la federación que dirige Javier Lambán –ausente en el Comité Federal–, y excluyó del grupo parlamentario nacional, como estaba previsto, al sociólogo Ignacio Urquizu, que concurrirá como número cuatro a las Cortes de Aragón.

El PSOE también aprobó la lista a las elecciones europeas que encabeza el ministro Josep Borrell, con la mayoría de sus nombres renovados y el fichaje, como número cuatro, de la historiadora feminista Lina Gálvez, exconsejera del Gobierno de Susana Díaz.

Salidas
Como estaba previsto, la número dos de Borrell será la actual jefa de la delegación socialista Iratxe García, persona de la máxima confianza del presidente Pedro Sánchez, mientras que el tercer puesto de la lista lo ocupará el politólogo francés Sami Nair, antiguo colaborador de Sánchez en pasadas campañas.


De la actual delegación socialista en la Eurocámara salen Elena Valenciano, Ramón Jáuregui, Soledad Cabezón, Enrique Guerrero, José Blanco, Sergio Gutiérrez e Inés Ayala. Repiten Juan Fernando López Aguilar, Javier López (PSC), Inmaculada Rodríguez Piñero, Eider Gardiazábal, la andaluza Clara Aguilera y el asturiano Jonás Fernández.


Apenas una hora duró la reunión del Comité Federal –el segundo desde que Sánchez accediera a La Moncloa–, ya que no existió debate alguno a mes y medio para las elecciones del 28-A.


En su discurso tras el encuentro, Sánchez volvió a llamar a los suyos a la movilización para ganar las elecciones, criticó el “cordón sanitario” que le ha impuesto Cs, porque “democracia no es vetocracia”, expuso su proyecto de la España inclusiva y planteó la cita con las urnas del 28-A como una elección entre “la España en la que quepamos todos o la España en la que solo quepan los tres de la plaza de Colón”.

Comentarios