sábado 11.07.2020

El PP y C’s llegan a los primeros pactos en fiscalidad, I+D+i y el marco laboral

El PP y Ciudadanos avanzan en un acuerdo de investidura para apoyar la elección de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno y que, de momento, incluye asuntos económicos, el capítulo que los negociadores ya han discutido.

Los equipos de negociación de ambos partidos, justo antes de iniciar su reunión
Los equipos de negociación de ambos partidos, justo antes de iniciar su reunión

El PP y Ciudadanos avanzan en un acuerdo de investidura para apoyar la elección de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno y que, de momento, incluye asuntos económicos, el capítulo que los negociadores ya han discutido.

Entre los asuntos que formarán parte del acuerdo se encuentran el compromiso expreso de cumplir el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE o la “mochila austriaca”. Esta última medida es un seguro contra el despido. La propuesta es que se realicen aportaciones empresariales a una cuenta individual de cada trabajador de un pequeño porcentaje de su salario. Ciudadanos hablaba inicialmente de un 1%, que se sumaría a la indemnización por despido. Se denomina “mochila austriaca” porque este sistema es el que se aplica en Austria. En caso de que el trabajador no fuera nunca despedido podría disfrutar de esa cuenta a su jubilación. El PP ya había dado por buena esta medida en la lista de coincidencias que hizo sobre los acuerdos de Ciudadanos con el PSOE.

Además, también se llegaron a acuerdos sobre el sistema de “bonus/malus” sobre las cotizaciones sociales de las empresas. Esta medida persigue bonificar a las empresas que despidan menos y es una copia del sistema que utilizan las compañías de seguros para favorecer a quien tiene menos siniestros.

En cuanto a I+D+i, la propuesta con la que C’s concurrió a las elecciones era aumentar la inversión hasta alcanzar el 3 por ciento del PIB. Ambas partes están de acuerdo en impulsar la modernización del sistema productivo.

También se ha acordado que no se suba el IRPF. Los de Rivera llevaron en su programa electoral una disminución de 2 puntos hasta dejarlo entre el 18 y el 43,5 por ciento una vez que España hubiera alcanzado el objetivo europeo de bajar el déficit del 3 por ciento. Por el momento, el pacto consiste en que este impuesto no suba, teniendo en cuenta que Bruselas ha dado a España dos años más para situar el déficit por debajo del 3 por ciento.

amnistía y fraude

Además, el acuerdo incluye el impulso de la lucha contra el fraude fiscal, mediante el refuerzo de la Agencia Tributaria y el control de los paraísos fiscales, además de la reforma del Impuesto de Sociedades. Los dos partidos comparten la idea de modificar este tributo para que tenga capacidad de recaudación y los grandes capitales no ingenien alternativas tributarias.

El PP y Ciudadanos también están de acuerdo con compatibilizar el trabajo por cuenta propia con la percepción de una pensión, pasando del 50 por ciento actual al 100 por cien. Fuentes populares aseguraron que todas las medidas que se van negociando tienen que estar cuantificadas, “que se puedan pagar”, en palabras de uno de los negociadores. Es el caso por ejemplo del complemento salarial que proponen los de Rivera, así como del plan de dependencia o del programa para luchar contra la pobreza infantil. 

Con todo, durante la negociación Ciudadanos admitió una pequeña fricción al respecto de la recuperación del dinero de la lucha contra el fraude fiscal. Los de Rivera exigen al PP medidas para recuperar los 2.800 millones de euros que, según sus cuentas, se dejaron de ingresar cuando se aplicó la amnistía fiscal de 2012, una de las reivindicaciones que va a mantener para poder llegar a un acuerdo para la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno la próxima semana.

Comentarios