sábado 16.11.2019

Sánchez se compromete a desbloquear la situación con “un gobierno progresista”

Llamará a todos los partidos “salvo a los que se autoexcluyen de la convivencia y siembran el discurso del odio”

Carmen Calvo, Pedro Sánchez y su esposa, Begoña Gómez, durante la intervención del candidato socialista tras los resultados electorales | FERNANDO VILLAR (EFE)
Carmen Calvo, Pedro Sánchez y su esposa, Begoña Gómez, durante la intervención del candidato socialista tras los resultados electorales | FERNANDO VILLAR (EFE)

El secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, se comprometió ayer ante la militancia a desbloquear la situación política: “Ahora sí o sí vamos a conseguir un gobierno progresista”.

En un escenario habilitado a las puertas de la sede de los socialistas en la calle Ferraz, en Madrid, Sánchez aseguró que a partir de hoy llamará a todos los partidos políticos “salvo a los que se autoexcluyen de la convivencia y siembran el discurso del odio y de la antidemocracia”.

El candidato pidió a los partidos que actúen con “generosidad y responsabilidad”, y afirmó que el PSOE también lo hará y desbloqueará la situación.

Subraya que su plan “no es seguir ganando elecciones”

“La democracia nos convocó a las urnas y a partir de mañana (por hoy) trabajaremos por ese gobierno progresista liderado por el PSOE”, aseveró.

“Hemos ganado las elecciones por tercera vez este año: el 28 de abril, el 26 de mayo y el 10 de noviembre”, dijo el candidato del PSOE. Y dado que su plan, subrayó, “no es seguir ganando elecciones”, apostó por “formar un Gobierno estable y hacer políticas en beneficio de la mayoría”.

Además, dio las gracias por los 6,7 millones de votos recibidos y valoró la participación.

Ante este discurso, varios centenares de militantes congregados en Ferraz corearon: “Con Casado, no” y “Con Iglesias, sí”.

 

Carteles

En esta misma concentración, un grupo perteneciente a las Juventudes Socialistas acudió con unos carteles en los que se podían leer los lemas “Con Iglesias, sí” y “Gobierno progresista”. Personal del PSOE fue a pedirles que dejaran de mostrarlos, tras lo cual se marcharon. Los militantes ondearon, asimismo, banderas de España en las que se podían leer, inscritas, las palabras “de todos”.

Los militantes corearon en Ferraz: “Con Casado, no” y “Con Iglesias, sí”

En esta intervención al aire libre, Sánchez estuvo acompañado de su mujer, Begoña Gómez; la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo; la presidenta del PSOE, Cristina Narbona; el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos; la vicesecretaria general, Adriana Lastra; y el secretario de Coordinación Territorial, Santos Cerdán.

Ayer por la mañana, Sánchez llegó a las 09.44 horas al Centro Cultural Volturno A de la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, acompañado por su esposa, para ejercer su derecho al voto.

 

Aplausos

El socialista salió del colegio electoral al grito de “presidente” y con aplausos de los presentes en el centro madrileño.

El candidato llegó pasadas las 21.45 horas a la sede de Ferraz, desde donde siguió el desarrollo de la jornada electoral junto al Comité Electoral del PSOE, parte de la Ejecutiva Federal y miembros del Gobierno.

En la sede de Ferraz, 300 periodistas (120 de ellos de medios de comunicación internacionales) se han acreditado para seguir la jornada electoral del 10-N.

6

Ayer, antes de conocerse el resultado de las elecciones, el PSOE confiaba en superar los sondeos conocidos al cierre de urnas, que daban a los socialistas una horquilla de entre 114 y 119, inferior a los resultados del 28 de abril cuando consiguieron un total de 123 escaños.

Según fuentes socialistas, el partido estaba “desconcertado” ante las encuestas hechas públicas a las 20.00 horas, y esperaban que finalmente se diese un vuelco y se cumpliesen los pronósticos del CIS, que daban al PSOE entre 133 y 150 diputados.

“Queremos creer en Tezanos”, dijeron estas fuentes. Finalmente, con el 99,99 por ciento escrutado, lo socialistas consiguieron 120 escaños.

Comentarios