miércoles 23.10.2019

Sánchez fracasa en el primer intento de investidura aunque Podemos deja el “no”

El PP Cs, Vox, ERC, JxCat, Coalición Canaria e Irene Montero sumaron 170 votos contra el candidato del PSOE
Pedro Sánchez conversa con Carmen Calvo tras recibir el primer rechazo del Parlamento a su investidura | ballesteros (efe)
Pedro Sánchez conversa con Carmen Calvo tras recibir el primer rechazo del Parlamento a su investidura | ballesteros (efe)

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, perdió ayer la primera votación del debate de investidura al recibir 170 “noes”, entre los que no se encontraron los diputados de Unidas Podemos al decidir que se abstendría poco antes de la emisión de los votos.

El rechazo a la investidura de Sánchez procedió del PP, de Cs, de Vox, de ERC, JxCat, Coalición Canaria y Navarra Suma, es decir 169. La mayoría absoluta exigible a Sánchez quedó muy lejos porque únicamente logró 124 “síes”, los 123 del PSOE más uno del Partido Regionalista Cántabro.

A los votos en contra se unió por sorpresa el telemático emitido por la portavoz de Unidas Podemos, Irene Montero, quien no asiste al Congreso estos días por estar de reposo debido a su avanzado embarazo.

Lo comunicó a las 09.00 horas de este martes porque ésa es la hora que estableció la Mesa del Congreso en virtud de una resolución aprobada por la Cámara para la regulación del voto telemático en casos “tasados” y justificados, como es la situación de Montero, quien espera a su tercer hijo.

Suspicacias
Nunca podría haber formalizado el voto antes de las 13.00 horas, ya que la citada resolución no permite que este se comunique durante la hora previa a la de la votación, que fue a las 14.00.

El cambio del “no” de Montero a la abstención de Unidas Podemos en un intervalo de cinco horas alimentó suspicacias sobre si entre el partido “morado” y el PSOE se había producido algún pacto o acuerdo, o al menos una aproximación de posiciones que desde el lunes se comprobó que aún están muy alejadas.

Fuentes de Unidas Podemos negaron tal extremo. La portavoz adjunta, Ione Belarra, confió incluso en que esta situación con Montero no se repita de nuevo el jueves.  “Un gobierno de coalición es una cosa muy seria, espero que no lo dejemos para la última hora”, comentó la diputada de la formación morada.

Será el jueves, por tanto, cuando se sepa si Sánchez puede formar nuevo Gobierno o mantener el actual en funciones porque se abre un plazo de dos meses, que es el que establece la Constitución, para que haya una nueva sesión de investidura.

En la votación de dentro de 48 horas el candidato necesitará mayoría simple. Ésta se celebrará no antes de las 14.30 horas de mañana; antes hablará el candidato a la investidura durante diez minutos y le sucederán los portavoces de los grupos de oposición en tiempos de cinco minutos.

Si Sánchez quiere salir investido, necesitará, como mínimo, convertir la abstención de Unidas Podemos en un “sí” y que ERC y el PNV se abstengan. Precisamente la abstención es la decisión que el grupo vasco tomó ayer, no así ERC, que se decantó por el no. 

Durante la segunda jornada del debate de investidura fueron trascendiendo más detalles de las conversaciones entre ambos partidos y sus respectivos equipos negociadores, como que Sánchez aceptaría que Irene Montero fuera vicepresidenta en un hipotético Gobierno de coalición. 

Podemos, por su parte, respondió que no aceptará la oferta socialista de ostentar en un futuro gobierno de coalición “una vicepresidencia vacía de contenidos” como la que ofrece el PSOE.
“Podemos no puede aceptar una vicepresidencia que consista en representar al Gobierno en actos”, afirmaron desde la formación morada.

Comentarios