lunes 30/11/20

Ábalos expresa su compromiso con AVE y el fin de los peajes de la AP-9

Ethel Vázquez pide “celeridad” para concluir el tramo Zamora-Ourense y el ministro apunta a finales de 2021
Ethel Vázquez, José Luis Ábalos, Yolanda Díaz y Juan Carlos Suárez-Quiñones posan en el andén | Mariam A. Montesinos (efe)
Ethel Vázquez, José Luis Ábalos, Yolanda Díaz y Juan Carlos Suárez-Quiñones posan en el andén | Mariam A. Montesinos (efe)

El corredor atlántico, que involucra a las comunidades de Galicia, Asturias y Castilla y León, tendrá “el mismo peso” que el mediterráneo en los Presupuestos Generales del Estado de 2021 que el Gobierno aprobará este martes.

Así lo anunció el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ayer durante la inauguración del tramo de Alta Velocidad entre Zamora y Pedralba de la Pradería, de la línea de alta velocidad Madrid-Galicia.

Este plan vertebrador del noroeste recibirá, según ha adelantado Ábalos, “un impulso inversor” equiparable al ideado para el Este peninsular. “Este Gobierno no está por crear más focos de conflicto entre territorios y por eso hemos decidido apoyar ambos corredores con el mismo peso presupuestario”, manifestó el ministro de Fomento.

Necesidades reales
Asimismo, Ábalos defendió que el Gobierno quiere “atender las necesidades reales de los territorios” y por eso se decidió por “priorizar este eje atlántico al igual que se hará con el mediterráneo”.

En este sentido, anunció una mejora de las conexiones ferroviarias y por carretera en diferentes ciudades de las tres comunidades, así como la “eliminación del agravio que muchos gallegos sufren con los peajes de la AP-9”.

En los 28 meses de Gobierno en coalición de Partido Socialista y Unidas Podemos, el Estado ha invertido entre Galicia, Asturias y Castilla y León “un total de 2.830 millones de euros, duplicando el peso demográfico de estas regiones”, ha expresado el ministro.

Por su parte, la Xunta ha solicitado al Gobierno central que apueste por el corredor atlántico “como motor para una reconstrucción equilibrada”. La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, que participó en la puesta en servicio del tramo de alta velocidad, ha subrayado que un noroeste “más vertebrado y competitivo es un activo al servicio del progreso y bienestar del conjunto estatal”. 

La conselleira de Infraestruturas, también pidió “celeridad” para la conclusión de las obras y puesta en funcionamiento del tramo de alta velocidad entre Pedralba de la Pradería y Taboadela, que significaría la conclusión total de la línea Madrid-Galicia.

En este contexto, la conselleira exigió “desde la lealtad” que se cumplan los compromisos y se agilice la puesta en funcionamiento del único tramo que resta por concluir del entramado ferroviario entre Madrid y Galicia.

Una infraestructura prioritaria
Para los gallegos, explicó, son “115 kilómetros muy importantes” que permitirían acortar los tiempos del viaje para todas las ciudades de Galicia conectadas con la alta velocidad. Según reivindicó la responsable de las infraestructuras gallegas, el AVE es la “infraestructura prioritaria” para Galicia a la que nunca se renunció.

Pese a que afirmó entender que el proyecto “es complejo y costoso”, la conselleira ha instado al ministro José Luis Ábalos a “ofrecer información”, guante que recogió el titular de la cartera de Transportes al afirmar que la línea podría abrir en su totalidad a finales de 2021.

Comentarios