miércoles 30/9/20

Correos informó de que los gallegos en Cuba y Venezuela no votaron el 12-J

Al igual que los vascos, no pudieron ejercer su derecho por problemas en los servicios postales de ambos países

Un cartero con el voto por correo en una mesa electoral en las pasadas elecciones autonómicas | EFE
Un cartero con el voto por correo en una mesa electoral en las pasadas elecciones autonómicas | EFE

Correos envió un informe a la Junta Electoral Central el día 16 para comunicar que los gallegos y vascos residentes en Cuba y en Venezuela no pudieron ejercer su derecho al sufragio por los problemas en los servicios postales de ambos países, derivados de la crisis del Covid-19.

El informe lo remite el presidente de la Sociedad Estatal de Correos, Juan Manuel Serrano, a la Junta Electoral y es una descripción de las “dificultades” encontradas para tramitar el voto de los gallegos y vascos residentes en el exterior en plena expansión de la pandemia, si bien explica que, a pesar de los problemas, la entidad pudo exportar 13.750 envíos a electores en países extranjeros, de acuerdo con la documentación que le aportó la Oficina del Censo Electoral.

En el informe se indican que 13.668 llegaron a sus destinatarios pero que, “en no pocos casos” tuvo que recurrir a operadores privados, “aun cuando ello implicase un relevante incremento del coste económico y de gestión”, advierte Correos.

Sin embargo, en Cuba y en Venezuela no pudo completar ningún envío, por lo que ni los gallegos ni los vascos residentes en ambos países pudieron ejercer su derecho al sufragio en España.

Según los datos de la Oficina del Censo Electoral, más de 460.000 gallegos residen en el extranjero. 41.772 viven en Cuba y 28.898, en Venezuela. Sin embargo, los porcentajes de quienes pidieron votar son escasos tanto para Galicia como para Euskadi.

Trabas

En Cuba, según señala Correos en su documentación, “las dificultades derivadas de la ausencia de transportes y de la falta de distribución en destino”, así como “las trabas continuas expresadas por el correo postal cubano y sus exigencias de comunicación por vías diplomáticas”, han hecho imposible el trámite para votar en las elecciones del 12-J.

La Sociedad Estatal de Correos sopesó recurrir a terceros países, pero se descartó tal extremo, y habló “al más alto nivel” con operadores privados, si bien confirmaron “la imposibilidad de hacer la distribución” en Cuba.

El día 2 de julio, en La Habana, aterrizó un avión con 13 recipientes y 1.962 envíos y Correos conversó con sus contactos cubanos para asegurar dicha distribución, pero “la insistencia” de los interlocutores por que hubiera mediación diplomática obstaculizó el proceso, por lo que intervino la Embajada de España.

“A pesar de los esfuerzos realizados a todos los niveles”, Correos recibió una comunicación el día 10 de julio de Correos Cuba para informar que devolverá la documentación electoral “sin haber intentado su entrega a los destinatarios”, gallegos y vascos residentes en la isla, para que pudieran participar en la cita del 12-J.

En el caso venezolano, el problema retrocede al 19 de marzo, cuando se cierra la admisión de paquetería y correspondencia que deriva en una confusa gestión de los servicios postales, a lo que se une la inoperatividad de los agentes privados en Venezuela.

Correos buscó recurrir a terceros países e incluso usar “vuelos humanitarios” entre La Habana y Caracas, opción que terminó aparcando, tras la exigencia por parte de las autoridades de que mediara la diplomacia.

Comentarios