viernes 29.05.2020

Feijóo muestra su sorpresa ante las críticas por la ampliación del número de camas de hospital

El presidente autonómico no descarta intervenir más residencias en caso de que haya mayores contagiados
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aseguró que todavía quedan “semanas muy duras”  por delante | ep
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aseguró que todavía quedan “semanas muy duras” por delante | ep

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, dijo ayer que le “sorprenden” las críticas recibidas por la decisión de preparar hospitales de campaña para enfermos en A Coruña y en Santiago ya que son decisiones tomadas siguiendo criterios sanitarios.

En una rueda de prensa telemática, el presidente gallego insistió en que le sorprende el rechazo que genera el que se pongan a disposición más medios sanitarios porque aunque “ojalá no haga falta utilizarlos, eso no es lo que me dicen los expertos del sistema gallego de salud”.

Por ello, aventuró que como todo apunta a que se pueden necesitar los hospitales de refuerzo, “vamos a seguir trabajando en los medios adicionales que se sumarán a los medios públicos y privados” que son los  se agotarán.

Según aseguró, no se dispondrá de los hospitales de campaña hasta que el aforo de camas públicas y privadas esté cubierto.

Destacó que de forma habitual el Sergas dispone de 160 UCI pero que gracias a la anticipación ya se han podido habilitar 250 de las que ya están ocupadas un total de 178, lo que significa que de no haberse puesto en marcha recursos extraordinarios -a través de la compra de respiradores-, ya existiría una “situación de colapso” en Galicia.

Admitió que, por el momento, los centros hospitalarios que presentan una mayor presión asistencial en cuanto a la ocupación de unidades de cuidados intensivos son los de A Coruña y Ferrol.

Al respecto, el presidente de la Xunta ha asegurado que “todos los recursos de la sanidad privada” están a disposición del Sergas y ha subrayado que ningún gerente sanitario contempla no ocupar las camas de los hospitales privados.

Intervención de residencias
Feijóo, aseguró ayer que, en su opinión, el ámbito de las residencias necesitará “un replanteamiento” tras la crisis del coronavirus, al tiempo que no ha descartado la posibilidad de que la Xunta intervenga más centros privados si se observa “un porcentaje importante de contagios”.

“Después de esta pandemia habrá muchas preguntas, que antes no nos hacíamos, que tendrán las respuestas necesarias”, ha dicho el presidente gallego en la rueda posterior al Consello de la Xunta, tras ser preguntado sobre la necesidad de modificar en algunos aspectos el modelo de residencias de mayores.

En concreto, Núñez Feijóo admitió que, tras combatir el virus y a tenor de la situación actual, “probablemente todo el tema de las residencias necesitará un replanteamiento”, aunque no solo al nivel de Galicia o de España, si no de toda la Unión Europea.

Las residencias se han vuelto un foco de contagios crítico en Galicia. Ayer los centros de ancianos gallegos sumaban 31 afectados a los casos totales registrados en estos centros (entre usuarios y trabajadores) que eleva la cifra a los 607, 442 residentes y 165 empleados.
Así lo  confirmó, la Consellería de Política Social después de que en las últimas 24 horas hayan aumentado el número de positivos en un 5,38%.

La conselleira de Política Social, Fabiola García, también compareció para  avisar a todas las residencias de mayores de Galicia que actuará “con toda rotundidad” frente a cualquier “irregularidad” que detecte la Xunta. “No dudaremos en tomar todas las medidas que sean necesarias”, advirtió ante Diputación Permanente del Parlamento de Galicia. 

Pago de las guarderías
Feijóo también anunció que la Xunta abonará el “cien por ciento” de las cuotas de escuelas infantiles, centros de día, centros de atención al Azheimer y centros para personas con discapacidad durante el tiempo que dure el estado de alarma.

Tras la reunión ordinaria del Consello de la Xunta, el presidente autonómico dijo que esta decisión adoptada por la Consellería de Política Social beneficiará a un total de 23.000 familias en toda Galicia.

De este modo, la Xunta no pasará las mensualidades correspondientes al mes de abril y además devolverá la parte proporcional al mes de marzo, desde que se dictase el estado de alarma.

La inversión prevista para afrontar dichos gastos es de 2,6 millones que son “ampliables” si fuese necesario, ha explicado el presidente de la Xunta, que detalló que esta subvención es extensible también a los gastos complementarios de los citados servicios, como es el caso del comedor.

Finalmente, Feijóo admitió que en Galicia todavía quedan “días y semanas duras” ya que, al menos en la comunidad gallega, “no hay una confirmación de que las cosas hayan llegado al punto más álgido”.

Comentarios