domingo 05.04.2020

Feijóo se presenta como un candidato libre: “No seré rehén de ningún partido”

El candidato del PPdeG dvierte de lo que supondría una Galicia gobernada por un bipartito “ampliado”
El líder popular insiste ante sus simpatizantes en que él está obligado “solo con los gallegos, nada más” | salvador sas (efe)
El líder popular insiste ante sus simpatizantes en que él está obligado “solo con los gallegos, nada más” | salvador sas (efe)

El presidente de la Xunta y del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, se presentó ayer como un candidato “libre” para optar a la reelección en los comicios autonómicos del 5 de abril y reivindicó su autonomía: “No seré rehén de ningún partido, ni tan siquiera del mío, porque soy servidor de todos los gallegos”.

Un Auditorio Mar de Vigo abarrotado de militantes, dirigentes del partido y miembros del Gobierno gallego fue el escenario escogido para su proclamación oficial como cabeza de cartel por el PP de cara a la próxima cita con las urnas. Con la máxima de “Galicia é moito. Galicia é todo” y desde una plataforma coloreada de blanco y azul, Feijóo se definió como “un candidato libre” que aspira a “volver a ser un presidente libre” que se obligue “solo con los gallegos, nada más”.

Todo lo que soy
“Galicia es prácticamente mi vida. Galicia es prácticamente todo lo que soy”, expresó el de Os Peares visiblemente emocionado, no sin antes agradecer el apoyo “incondicional” que le brinda su partido desde el 2006, cuando fue elegido su presidente. Ahora, en 2020, aspira a repetir la hazaña de su predecesor, Manuel Fraga, de conseguir cuatro mayorías absolutas consecutivas: “Galicia, Galicia, Galicia y por cuarta vez Galicia”.

Así, con la experiencia de llevar casi once años al frente de la Xunta, Feijóo confesó que se presenta “para que Galicia siga ganando” de la mano de la “estabilidad”, uno de los mantras utilizados desde el seno de la formación para sacar pecho de su mayoría absoluta en el Parlamento autonómico. “Pero aún queda mucho por mejorar, por eso hoy estamos aquí, por eso yo estoy hoy aquí”, dijo posteriormente.

En este sentido, el líder popular recordó el Ejecutivo de la Xunta entre 2004 y 2009, con los socialistas de la mano del BNG, para advertir de lo que podría suponer que las fuerzas de izquierda lograran sumar la mayoría en el Pazo do Hórreo: “Si volviésemos a repetir, ahora ampliado, el bipartito multiplicado por dos o volviésemos a repetir lo que está ocurriendo en el Gobierno central de España –en coalición de PSOE y Unidas Podemos–, Galicia saldría perdiendo. Y a nosotros, lo que nos interesa, es que Galicia salga ganando”.

“Si hay una forma de que Galicia siga ganando es uniendo, sumando, multiplicando las posibilidades de los gallegos. Galicia es mucho más que la reducción que hace la oposición multipartita de “todos contra un tal Feijóo’”, afeó, descartando “el enfrentamiento, el sectarismo” y “la división”.

No obstante, tras días de ser el foco de apelaciones directas desde la dirección estatal de Cs para concurrir de forma conjunta en estas elecciones, Feijóo rechazó presentarse para dirigir un “bloque de partidos”. Pero prefirió no citar ni a Ciudadanos ni a Vox. Y es que Galicia, en sus palabras, es “mucho más” que una política dividida a la mitad enfre “bloques de partidos enfrentados entre sí”.

“Tenemos adversarios políticos, sí. Todo un variado multipartito de izquierda a derecha, pero no tenemos enemigos porque en Galicia no hay enemigos”, proclamó, para a renglón seguido acusar a otras formaciones de “nacer, crecer y reproducirse para ir en contra de todo”, incluso “contra España”.

“El día 5 de abril, Domingo de Ramos, elegimos entre división y unidad, entre posiciones extremas y la moderación y el entendimiento”, proclamó Feijóo.

Comentarios