miércoles 23/9/20

Galicia y Canarias se unen para denunciar la “discriminación” financiera del Gobierno central

Feijóo cifra la deuda del Estado con la Xunta en 825 millones y pregunta si hay que entrar en una “guerra de lazos”

El titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, entrega un regalo al presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo | efe
El titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, entrega un regalo al presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo | efe

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y su homólogo en Canarias, Fernando Clavijo, se reunieron ayer y coincidieron en criticar la “discriminación” del Gobierno central con aquellas comunidades “cumplidoras” de las reglas de estabilidad presupuestaria. “Queremos gastar un dinero que es nuestro”, apostilló el presidente de las Islas.

Una de las reivindicaciones del Ejecutivo gallego, para la cual llegó a dirigirse por carta a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, era la inversión en sanidad y educación de los 125 millones de euros de superávit gallego de 2018, una cuantía que, sin embargo, el Gobierno central rebaja a 104 millones. En el caso de Canarias, la comunidad reclamaba unos 300 millones que el Ministerio eleva a 1.000 millones como consecuencia de sentencias del Tribunal Supremo en relación al Convenio de Carreteras 2006-2017. En una comparecencia conjunta en el Pazo de Raxoi, ambos mandatarios reclamaron que “se flexibilice” el gasto de estas cuantías y se transfiera a las comunidades lo correspondiente a la liquidación de mensualidades del IVA, a las entregas a cuenta y al cumplimiento de las reglas de estabilidad. Así, Feijóo apuntó que “faltan” unos 825 millones de euros en las arcas autonómicas.

Por su parte, Clavijo reivindicó que tanto Galicia como Canarias han sido “serias y rigurosas” con la “limitación” de su gasto y arremetió contra el Ministerio, ya que, debido a los 1.000 millones de euros que calculan de superávit para esta comunidad, les “obliga” a devolver a los bancos para que “no se pueda utilizar en el bienestar de los ciudadanos”.

El presidente de la Xunta valoró que, a pesar de las “enormes diferencias” de las dos autonomías reunidas ayer y de que están gobernadas por “partidos distintos”, ambos censuran una Administración central “discriminatoria que perjudica a las comunidades que cumplen y benefician a aquellas que incumplen”. “Los presidentes autonómicos hemos hecho bastante más por la unidad de España que bastantes líderes nacionales que se denominan como tal y están enfrascados en planteamientos individuales que no solucionan los problemas de España”, señaló Feijóo, en referencia velada al presidente Pedro Sánchez. Para el líder gallego, hay un “pésimo mensaje” que se lanza a las comunidades, porque esta situación –que, según sus cifras, provoca que haya un agujero de 825 millones en las cuentas autonómicas– “genera la sensación de que las cumplidoras tienen que justificar hasta el último céntimo de euro y las incumplidoras tienen préstamo de todas las comunidades con la condonación de intereses de préstamo”.

“No pedimos que se nos beneficie, sino que no se nos perjudique”, subrayó Feijóo, quien ironizó con que, “si esto no se soluciona”, van a “preguntarse de qué color tienen que poner el lazo las comunidades que cumplimos con la Hacienda estatal”. “¿Es necesario entrar en una guerra de lazos para que se cumplan las leyes?”, se preguntó Feijóo.

Comentarios