domingo 18.08.2019

Galicia tendrá tres aviones antiincendios ante el riesgo de que se produzcan fuegos a finales de verano

Las aeronaves son capaces de cargar 6.000 litros de agua en sus tanques, que pueden ser llenados en 12 segundos

Galicia tendrá tres aviones antiincendios ante el riesgo de que se produzcan fuegos 
a finales de verano

Galicia contará con hasta tres aviones anfibios antiincendios del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación a partir del 1 de septiembre para estar “alerta” del “peligro” de fuegos forestales que se puedan desarrollar a finales de verano y durante el inicio del otoño.


Así lo adelantó la subdelegada del Gobierno en A Coruña, Pilar López-Riobóo, quien explicó que mañana se incorporará en el destacamento de extinción de incendios forestales del 43 Grupo de Fuerzas Aéreas del Ejército del Aire del Aeródromo Militar de Santiago una segunda aeronave de este tipo. Por su parte, en septiembre llegará la tercera, después de que el 1 de julio aterrizase en Compostela desde la Base Aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) el primer avión.

Agresiones al medioambiente
En este sentido, tal como destacó el coordinador de comunicación del 43 Grupo de Fuerzas Aéreas, Reinaldo Fernández Boyero, la misión principal de estos aviones es evitar cualquier agresión al medioambiente, en especial los incendios forestales, aunque también son utilizados para llevar a cabo rescates.

En la actualidad hay desplegados por toda la Península Ibérica y Baleares 11 aviones de este tipo repartidos en ocho destacamientos. “Cabe subrayar que el destacamento de Santiago es el que más aviones anfibios de alta capacidad tiene, ya que estadísticamente Galicia es el lugar donde más masa forestal se quema a lo largo del año”, explicó.

Por ello, afirmó que durante el mes de septiembre el Ministerio pondrá a disposición de la Xunta las tres aeronaves, mientras que en octubre una de ellas dejará Galicia y se mantendrán dos en Santiago hasta el final de la temporada. López-Riobóo señaló que la llegada de esta segunda aeronave estaba prevista desde el momento de la elaboración del plan estival frente a los incendios, preparado el pasado invierno en conjunto entre el Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Defensa y el Ejército del Aire. “Hasta ahora llevamos un verano muy tranquilo que el personal aprovecha para realizar instrucción continua, pero debemos estar preparados para cualquier cosa que pueda pasar.

Estadísticamente, durante la segunda quincena de agosto vivimos las fechas más complicadas en el capítulo de incendios forestales”, apostilló. Con la llegada de los aviones también se ampliará el personal que trabaja en ellos. Por ello, a partir de mañana la plantilla pasará de 10 a 20 personas, mientras que en septiembre serán 30 los tripulantes.


La subdelegada del Gobierno en A Coruña también quiso poner en valor el trabajo de los pilotos y de todo el 43 Grupo por la sociedad civil y por la extinción de fuegos forestales.
Entre las características de estos aviones, son capaces de cargar hasta 6.000 litros de agua en sus tanques, que pueden ser llenados en el mar, las rías o los lagos en tan solo 12 segundos.


Durante la extinción de incendios, la tripulación mínima que llevan a bordo son tres personas, de las cuales dos son pilotos y una es mecánico de vuelo.

Comentarios