sábado 11.07.2020

Inés Rey preguntará al Gobierno si la última venta de Alu Ibérica cumple todos los requisitos legales

La alcaldesa quiere que el Ministerio de Industria aclare el acuerdo alcanzado por Parter Capital con el grupo Riesgo
Parter Capital vendió Alu Ibérica al grupo Riesgo ocho meses después de comprarla
Parter Capital vendió Alu Ibérica al grupo Riesgo ocho meses después de comprarla

La alcaldesa, Inés Rey, preguntará al Gobierno si la empresa Parter Capital cumple con todos los requisitos legales en la última venta de Alu Ibérica, antigua Alcoa.

La mandataria local se comprometió a contactar con el Ministerio de Industria para pedir información sobre la operación llevada a cabo por la firma de capital suizo con el grupo Riesgo.

Así, se lo hizo saber a representantes del comité de empresa durante una reunión celebrada ayer, en la que también se abordó la situación en la que se encuentran los 328 empleados de la factoría de aluminio.

También, tras el encuentro, Rey apuntó que es necesario confirmar la solvencia de la empresa compradora y analizar si cumple con todos los requisitos legales establecidos en la primera venta a Parter Capital.

“Es una cuestión que nos preocupa y queremos que los trabajadores estén informados al respecto”, dijo la primera edil.

El Ayuntamiento prevé reclamar al Gobierno de Pedro Sánchez que utilice todos los medios a su alcance para investigar la operación y adoptar las medidas que garanticen la continuidad de esta industria.

Además, Rey, apuntó que existen varios grupos interesados en esa planta fabril que “necesita un comprador fiable y solvente para garantizar un plan industrial, empleo y continuidad de un sector que tiene futuro y es rentable”.

Dudas

Por su parte, el Bloque Nacionalista Galego plantea dudas sobre la operación de venta en sendas iniciativas que llevará al Ayuntamiento, al Parlamento gallego y al Congreso de los Diputados.

El portavoz, Francisco Jorquera, considera que existen dudas sobre la solvencia y praxis empresarial del grupo Riesgo, tras la compraventa.

“El BNG comparte la inquietud mostrada por el comité de empresa ante una operación que en absoluto garantiza ni el necesario plan industrial que le dé viabilidad a la factoría ni la continuidad de los puestos de trabajo”, indicó el concejal nacionalista.

Además, denuncia la falta de transparencia en la gestión de la operación y considera “escandaloso” que se produzca ocho meses después de que Parter Capital firmara la compra. En su opinión, se trata de una prueba evidente de que su intención era “puramente especulativa”. l

Comentarios