miércoles 28/10/20

En Marea considera que los críticos “sobreactuaron” al abandonar el consello sobre Quinteiro

El miembro de la coordinadora de En Marea Gonzalo Rodríguez acusó a los críticos con la dirección del partido de “sobreactuar” cuando abandonaron la reunión del Consello das Mareas que abordó la situación de Paula

El portavoz de En Marea, Luís Villares, pasa por detrás de Paula Quinteiro | efe
El portavoz de En Marea, Luís Villares, pasa por detrás de Paula Quinteiro | efe

El miembro de la coordinadora de En Marea Gonzalo Rodríguez acusó a los críticos con la dirección del partido de “sobreactuar” cuando abandonaron la reunión del Consello das Mareas que abordó la situación de Paula Quinteiro, la diputada que se vio envuelta en un altercado con la Policía Local de Santiago en la madrugada del pasado día 18.

Ayer, Gonzalo Rodríguez, que fue el encargado de informar a los medios de comunicación sobre la resolución del consello que pide a Quinteiro que renuncie a su acta de diputada, fue entrevistado en RNE, y se refirió a la reunión del Consello das Mareas –órgano máximo de dirección entre plenarios del partido instrumental– en el que el grupo de críticos con la dirección (que llevaba meses sin participar en las reuniones) abandonó el encuentro al considerar que algunos de los asistentes estaban profiriendo “ataques personales” contra Quinteiro, a la que, según estas voces, el órgano estaba sometiendo a “un juicio político”. El miembro de la coordinadora –que equivale a la ejecutiva en un partido clásico– negó que la cita del viernes fuese “un juicio político” y tachó de “sobreactuación” la marcha del grupo de críticos. “Hubo alguien que se levantó y renunció a debatir sobreactuando. No es el momento para sobreactuar”, añadió.

En esta línea, Rodríguez indicó que considera “comprensible” que el debate tuviese “un componente de combate” y que se llevasen ciertas exposiciones al terreno de las “emociones”.

Petición de dimisión
El Consello das Mareas acordó solicitar a Paula Quinteiro que renuncie a su acta de parlamentaria porque entienden que las explicaciones ofrecidas por la militante de Podemos (afín a la corriente Anticapitalistas) no justificaron “el uso de la condición de diputada en un ámbito personal” en el que “no se estaba realizando ningún mandato del Parlamento ni de la organización”.

Quinteiro se vio envuelta en la madrugada del domingo 18 en una disputa con la Policía Local que realizaba un control nocturno por vandalismo. Cuando los agentes quisieron identificar a una persona que iba en su grupo, según el atestado policial, la diputada “dificultó” esta labor e interfirió esgrimiendo su carné de parlamentaria, pero ella aseguró que únicamente quiso intermediar.

Esta situación ha copado en los últimos días la actualidad de la organización rupturista, cuyo grupo parlamentario, reunido hasta en tres ocasiones esta semana, acordó finalmente no pedir la renuncia de Quinteiro y optar por la apertura de un expediente a la espera de evolución de las resoluciones policiales y judiciales. No obstante, horas después de que el grupo acordase esto, Quinteiro compareció ante el Consello das Mareas que, ya con la diputada y el grupo de críticos fuera de la reunión, decidió reclamar la dimisión de la parlamentaria como días antes había pedido la coordinadora, que encabeza, al igual que el grupo en el Parlamento de Galicia, Luís Villares.

Como ya hizo el pasado viernes, Gonzalo Rodríguez remarcó que la exposición de los hechos y las explicaciones de Quinteiro ante la dirección “no justificaron el uso de su condición de diputada en un ámbito personal”, lo que va en contra de “los principios éticos y de transparencia” de la organización.

Privilegios
“La gente normal no tiene esos privilegios. La condición de diputado es un ejercicio para ejercer una acción política, no un acto privado. Lo que considera el Consello das Mareas es que esa posibilidad de desarrollar esa condición política a largo plazo queda condicionada, sujeta o limitada por esa actuación”, ha señalado este domingo Rodríguez.

Considera que “hay compañeros” en el seno de En Marea “en mejores condiciones de desarrollar el programa político” de la organización que Quinteiro, cuya continuidad en el grupo parlamentario, según Rodríguez, “puede condicionar y limitar” la acción del partido rupturista en la Cámara gallega.

Comentarios