jueves 26/11/20

En Marea relevará a Villares porque ya no representa a toda la confluencia

 

No hay fecha para el cambio, al no lograr Podemos el respaldo para que el cese fuese inminente

 

El portavoz de En Marea, Luís Villares, antes de comenzar la reunión con sus compañeros de grupo parlamentario para debatir su continuidad | Xoán Rey (efe)
El portavoz de En Marea, Luís Villares, antes de comenzar la reunión con sus compañeros de grupo parlamentario para debatir su continuidad | Xoán Rey (efe)

La reunión del grupo parlamentario de En Marea impulsada por los diputados de Podemos finalizó ayer con el acuerdo de cambiar en algún momento la “estructura de la portavocía”, puesto que entienden que ahora Luís Villares, como líder de la formación En Marea, no representa a la totalidad del espacio de confluencia.


El acuerdo, sin embargo, según explicaron fuentes de la confluencia, no fija ni una fecha para este cambio ni tampoco propone nombre para la sustitución, ya que los de la formación morada no consiguieron obtener el respaldo para que este relevo fuese inminente como ellos pretendían. No obstante, en esta votación no participaron ni el propio Luís Villares, ni los diputados Davide Rodríguez (Anova), Paula Verao (Cerna), Pancho Casal, ni la parlamentaria Flora Miranda (Compostela Aberta). Por lo tanto, solo salió adelante con 9 votos de los 14 que conforman el grupo.

28-A
En Marea habla de un cambio de naturaleza que se puso de manifiesto en las elecciones del domingo, en las que se enfrentó a En Común Unidas Podemos. Según explicó, este cambio de naturaleza del espacio político afecta directamente al grupo parlamentario, que dejó de ser la representación institucional de ese espacio de confluencia para ser un grupo parlamentario en el  que conviven cuatro fuerzas políticas, además de personas independientes.


El escrito de acuerdo, que contó con el apoyo explícito de los diputados de Podemos y Esquerda Unida, argumenta que el relevo debe llevarse a cabo “porque no tiene sentido alguno que una persona que dirige uno de los cuatro partidos, muy minoritario, sea la persona que actúe como portavoz único del grupo”.


Aluden al mal resultado cosechado por En Marea en los comicios generales del pasado domingo, cita en la que solo consiguió colocarse como séptima fuerza.


Sin embargo, en opinión de Villares, esta maniobra, a las puertas de otra cita electoral como la del próximo 26 de mayo, pone de relevancia que dentro de Podemos “no hay respeto ninguno a la organización de En Marea”, ya que pretenden que el grupo tenga que estar “tutelado continuamente por ellos”. 


Además, subrayó que con esta decisión, que no marca ninguna guía, “quedó de manifiesto que no había tal acuerdo” sobre cómo relevar al portavoz del cargo, por lo que se trataba de una maniobra para “controlar por controlar sin establecer una ruta clara”.


Remarcó Villares que la reunión de ayer ha supuesto una “torpeza política de primer nivel” por parte de Podemos, ya que perjudica al grupo parlamentario pero, sobre todo, a las mareas municipales como Marea Atlántica y Compostela Aberta: “Es una irresponsabilidad”.


El actual portavoz de En Marea lamentó que Podemos haya puesto por delante el interés partidario y de “revanchismo” ante el objetivo electoral de mayo demostrando que es “una organización a la que no le preocupa el municipalismo en absoluto, lo cual lamentamos”. Villares defendió que la decisión de sustituir al portavoz del grupo no corresponde al grupo, sino que debe ser la dirección del partido, el Consello das Mareas, quien así lo determine.


La votación de ayer, por tanto, iría contra los “estatutos” de En Marea que en 2016 todos los diputados firmaron. Pese a los malos resultados, Villares todavía no ha tomado una decisión sobre su futuro e insistió en que abordar esa cuestión en este momento, a menos de un mes de las municipales, “sería una irresponsabilidad”.  Los parlamentarios que pretenden relevar al juez en excedencia barajan la posibilidad de articular una portavocía rotatoria. 


El último en llegar a la reunión de ayer fue el viceportavoz parlamentario, Antón Sánchez, a su vez portavoz nacional de Anova. Lo hacía tras publicar un tuit en el que se desmarcaba del movimiento para desbancar a Villares en estos momentos ante la inminencia de las elecciones locales.


“Pasaron las elecciones generales. Alivio sí, pero mucho que mejorar. Por eso es tiempo para el análisis político, para aprender de los errores y para centrarse en apoyar las mareas en las municipales que llevan batallando duro cuatro años y son parte decisiva del futuro. El resto puede esperar”, reza el mensaje de Sánchez, alineado con el sector crítico con Luís Villares.

Comentarios