domingo 9/8/20

Dos profesoras de Asunta confirman que el padre la llevó a clase “drogada”

Dos profesoras de música que impartieron clase a Asunta Basterra Porto, la niña de 12 años hallada muerta en Teo el pasado 22 de septiembre, dijeron ayer ante el juez instructor José Antonio Vázquez Taín .

Una vecina de Teo de la familia Basterra Porto ó.
Una vecina de Teo de la familia Basterra Porto ó.

Dos profesoras de música que impartieron clase a Asunta Basterra Porto, la niña de 12 años hallada muerta en Teo el pasado 22 de septiembre, dijeron ayer ante el juez instructor José Antonio Vázquez Taín que el 9 de julio de ese año vieron a su alumna “drogada... como sonámbula”, tras ser llevada a clase por el padre, Alfonso Basterra.

Rocío Beceiro y Ricardo Pérez Lama, abogados de la asociación Clara Campoamor que vela por los derechos de la infancia y que en esta causa ejerce la acusación popular, contaron este hecho a los medios que aguardaban ante los edificios judiciales del compostelano barrio de Fontiñas, donde la jornada fue de ajetreo con más testificales.

Explicaron que una de las docentes comentó que la menor –adoptada cuando todavía no tenía ni doce meses de vida– estaba “drogada” esa jornada, y la otra que “parecía mareada y presentaba un aspecto de sonámbula” ese día en clase. “La definen como sonámbula y dicen la palabra drogada”, puntualizaron los letrados de Clara Campoamor.

Cuando avisaron a sus padres, la abogada Rosario Porto y el periodista Alfonso Basterra, acudió a recogerla él y les explicó que la pequeña tenía alergia y estaba tomando una medicación muy fuerte que la dejaba aturdida, una dolencia desmentida en la instrucción por la pediatra de la víctima.

coincidencias

El relato coincide con el de otros maestros de la cría que también la notaron cansada, un detalle cuya trascendencia en ese momento no supieron valorar merced a las explicaciones ofrecidas.

De las profesores, indicó José Luis Gutiérrez Aranguren, abogado que representa a Rosario Porto, que mantuvieron las declaraciones hechas ante la Guardia Civil y destacó que a una pregunta suya sobre la relación entre su cliente y la pequeña se le contestó que era “fantástica”, algo que según este letrado elimina la especulación de que “la niña estorbaba a su madre”.

Este abogado dijo que estas tres comparecencias se produjeron a petición del fiscal y avanzó que hay nuevas declaraciones pendientes de fecha, entre ellas, la de las dos forenses, que fue aplazada al estar una de baja, y la de la hermana de Ramiro Cerón Jaramillo, el colombiano cuyo perfil genético coincide con el de la mancha de semen hallada en la camiseta de Asunta.

Este hombre sigue imputado y su situación procesal no está resuelta de manera definitiva.

Los padres de Asunta están encarcelados en el penal coruñés de Teixeiro desde el 27 de septiembre acusados de la comisión de un delito de asesinato.

Los investigadores creen que no hay más culpables que la abogada y el periodista y piensan que ambos habían estado haciendo acopio de pastillas, para drogar a esta niña. n

Comentarios