jueves 12.12.2019

La segunda madrugada del temporal “Helena” deja un centenar de incidencias

Las carreteras cerradas por la nieve en la provincia de Lugo se reabrieron 
durante la tarde

Varias personas caminan por una calle congelada en Pedrafita do Cebreiro | eliseo trigo (efe)
Varias personas caminan por una calle congelada en Pedrafita do Cebreiro | eliseo trigo (efe)

La segunda madrugada del temporal “Helena” dejó en Galicia un centenar de incidencias relacionadas con la meteorología adversa, principalmente caída de árboles y ramas en las carreteras y problemas derivados de la nieve.


Por provincias, A Coruña fue la más afectada con 46 incidencias, seguida por Pontevedra (29), Lugo (14) y Ourense (nueve). El municipio coruñés de Oleiros registró un total de seis incidentes en el período señalado, mientras que en Lalín y Vigo hubo cuatro y tres, respectivamente.


Además, “Helena” dejó a su paso fuertes nevadas que afectaron a vías de comunicación de las provincias de Ourense y Lugo. De hecho, en Carballeda de Valdeorras (Ourense) las aldeas de Casoio, Río Dolas, Soutadoiro y Ricosende quedaron incomunicadas por la acumulación de nieve. También en la provincia ourensana, en Chandrexa de Queixa dos jóvenes que viajaban en un vehículo sin cadenas quedaron atrapados por la nieve en la carretera OU-0602. Los afectados se comunicaron con el 112 y puedieron ser localizados después de enviar a la central de emergencias sus coordenadas a través de un mensaje de Whatsapp.


Durante la tarde de ayer las carreteras de la red provincial de Lugo afectadas por las nevadas de la borrasca '”Helena” fueron reabiertas de forma progresiva al tráfico tras la intervención del dispositivo de la Diputación. No obstante, desde la Diputación sprecisaron que a última hora de la tarde todavía permanecían cerradas al tráfico la carretera de Baralla, LU-P-0502 por desprendimientos, y en la vía de Begonte, LU-P-0802, por inundación, aunque con un carril abierto.


Los ayuntamientos más afectados durante la madrugada fueron Cervantes, Pedrafita do Cebreiro e Folgoso do Courel, pero también hubo dificultades en vías de A Fonsagrada, Navia de Suarna, Negueira de Muñiz, Ribeira Piquín, Quiroga, Ribas de Sil, Triacastela, Becerreá, As Nogais, O Incio, Samos, Baleira, Taboada, Chantada, Carballedo, Baralla, O Corgo, Ourol y Muras.


En A Coruña, una de las vías más afectadas, según la DGT, fue la carretera provincial DP-4604 a la altura de Bragaña, en Toques (A Coruña), entre el km 12,5 y el km. 13,5, en ambos sentidos, que estuvo intransitable por la nevada.


En la provincia de Pontevedra hubo circulación irregular por nevada desde las 05.00 horas en la carretera nacional N-525, en el km. 296, en Cabreira, en Lalín. La DGT indicó que la vía es transitable con precaución y está prohibida a camiones y articulados.


Asimismo, por meteorología adversa por nieve está condicionada la circulación en la autovía AP-53, desde el km.38 en Outeiro hasta el km. 56,36 en Santo Domingo, y en la misma vía en Lalín, entre los kilómetros 43 y 53 en ambos sentidos. A la altura de Lalín, la nieve también provoca circulación irregular en la provincial PO-533. La carretera, señala la DGT, está transitable con precaución y prohibida a camiones y articulados.


Además de la nieve, el viento y la lluvia dejaron a su paso por Galicia múltiples cortes de electricidad en viviendas y áreas públicas. Este es el caso de algunas áreas de los ayuntamientos de Gondomar y Vigo, donde ciertas zonas se quedaron sin alumbrado público.


Y es que “Helena” dejó rachas de viento que se acercaron a los 100 kilómetros por hora en A Coruña y Burela, mientras que las lluvias, aunque intermitentes y, en muchos casos en forma de granizo, acumularon hasta 22 litros por metro cuadrado en A Fonsagrada.

Comentarios