lunes 21/9/20

La Xunta estudia rebajar tasas y precios públicos o conceder ayudas para pagarlos

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, defendió que hay la mejora de la situación económica en Galicia y avanzó que en el presupuesto del próximo año, en elaboración y cuyo proyecto será aprobado en apenas

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en su despacho de San Caetano | Lavandeira jr (efe)
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en su despacho de San Caetano | Lavandeira jr (efe)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, defendió que hay la mejora de la situación económica en Galicia y avanzó que en el presupuesto del próximo año, en elaboración y cuyo proyecto será aprobado en apenas cuatro semanas, el Gobierno gallego estudia aplicar “una rebaja de tasas y precios públicos o bien una ayuda directa para pagarlos”.

“Es una cuestión que aún estamos observando, cómo es mejor y más equitativo hacer, pero habrá algún gesto significativo para rentas medias y bajas”, sostuvo en una entrevista cuando se cumple el primer aniversario de su tercera victoria electoral consecutiva, su “tercer contrato y último con Galicia y su Gobierno”, reiteró.

No obstante, aseguró que su “compromiso personal y político” con Galicia no concluirá en 2020, aunque sí lo hará, insiste, su “contrato como presidente”.

“De momento los gallegos han dicho que se fían de mí y yo les pido que se sigan fiando”, señaló.

Núñez Feijóo aseguró que en este primer año de legislatura se ha recuperado “todo lo perdido durante la época de la recesión y de las crisis” en cuestión macroeconómica, por lo que apuesta por continuar creciendo a ritmos del 2,5% como mínimo y lograr una “redistribución de las rentas”, para lo que será preciso “un gran acuerdo a nivel estatal de la patronal y de los sindicatos”.

Aprendizaje

“Por primera vez, Galicia inicia una senda de recuperación económica, en mi opinión, con una actividad industrial más saneada, una economía más competitiva, porque estamos exportando más que nunca, y con el aprendizaje de no volver a la economía fácil, a la economía con pies de barro, a la economía especulativa”, sostuvo. En este contexto, aseguró que Galicia dispone de “herramientas en este momento para iniciar una nueva agenda política” y adelantó que, junto con gestos para las rentas medias y bajas, en los presupuestos del próximo año se podrá “avanzar de forma sustancial en las políticas sociales” y “hacer infraestructuras que hace 3 o 4 años no era posible hacer”.

“Estamos pensando en algunas actuaciones que están hibernadas y que no podíamos en ningún caso acometerlas. Por lo tanto, vamos a tener un presupuesto cómodo, no vamos a caer en un presupuesto de los ingresos ficticios, sino que va a haber ingresos que respalden ese presupuesto”, insistió Núñez Feijóo sin desvelar ninguna de estas inversiones.

También sostuvo que el déficit público continuará disminuyendo “hasta técnicamente estar en los entornos de déficit público cero” y avanzó, además, que el año próximo la Xunta no incrementará la deuda pública en términos de PIB.

“Por tanto, es un presupuesto que crece de forma ortodoxa desde un punto de vista de garantizar los servicios públicos y un presupuesto que permite consolidar infraestructuras sociales, educativas, sanitarias y también infraestructuras viarias”, resumió.

En nueve días se celebra el debate de política general en el Parlamento gallego, donde expondrá estos y algunos otros datos, y que servirán, confía, para mitigar las críticas de los grupos de la oposición sobre la Galicia “menguante” con él al frente. En su opinión, “el razonamiento de la crítica es un razonamiento menguante, porque no se sostiene”.

Presidencia

Sobre su futuro político en Galicia insistió y reiteró que en 2020 dejará de ser presidente gallego. “Finaliza mi contrato con Galicia (en 2020) porque los gallegos me dieron contrato hasta ese año. Porque yo mismo les propuse firmar este tercer contrato y último con la comunidad y el gobierno de galicia. No finaliza mi compromiso personal y político con Galicia, pero sí finaliza el contrato como presidente de Galicia”.

Eludió hablar de una posible carrera política al margen de Galicia y desdeñó los comentarios desde hace años sobre un posible salto a la política nacional y como eventual sustituto de Mariano Rajoy al frente del PP. “Teníamos claro que queríamos gobernar en Galicia y apoyar a Rajoy. No verá ninguna decisión que se haya apartado de estos principios” en estos años, afirmó.

Comentarios