viernes 7/8/20

La Xunta trabaja en una ley para rehabilitar y dinamizar cascos históricos

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, dio cuenta ayer de que “la mitad” de su gobierno está trabajando en la elaboración de la primera ley gallega de rehabilitación, una normativa orientada a la regeneración del territorio que permitirá que se expropien edificios abandonados.

04/05/2017 Fotos Xunta. Rp. Consello.
POLITICA 
XUNTA DE GALICIA
04/05/2017 Fotos Xunta. Rp. Consello. POLITICA XUNTA DE GALICIA

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, dio cuenta ayer de que “la mitad” de su gobierno está trabajando en la elaboración de la primera ley gallega de rehabilitación, una normativa orientada a la regeneración del territorio que permitirá que se expropien edificios abandonados.

Como detalló en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal de su gabinete, las expropiaciones podrían efectuarse para acometer la rehabilitación de inmuebles, de modo que no se frene el proceso de “regeneración” urbana previsto.

Núcleos históricos

Otra “novedad” del texto es el desarrollo de normas de aplicación directa por parte de la Xunta para actuar en núcleos históricos, cuando no exista un plan especial del propio municipio, y su finalidad es “agilizar” las reformas en cuestiones secundarias o de accesibilidad.

En paralelo, Feijóo concretó que entre los objetivos de la ley está mejorar la “coordinación” entre administraciones, garantizar cualificación técnica en las intervenciones, suprimir trabas burocráticas para llevar a cabo una rehabilitación y generar actividad económica y empleo.

Con el objetivo en mente de “impulsar la recuperación” de los núcleos degradados, para que se conviertan en “focos de dinamización económica y social”, dio cuenta de que la ley diferenciará la rehabilitación de edificios –incluyendo la urbanización de los espacios públicos– y la regeneración urbana, que podría incluir incluso nuevas construcciones.

Ayuda financiera

El marco normativo al que aspira Feijóo no solo busca superar la “barrera administrativa”, sino también “la financiera”. Así, incluirá ayudas directas y también incentivos indirectos, como desgravaciones fiscales, para quien invierta en rehabilitar inmuebles. “Estamos dispuestos a ayudar”, prometió el presidente.

Y es que su objetivo no es solo mejorar los cascos históricos y las viviendas, sino también conseguir que sean zonas interesantes para vivir y para llevar a cabo actividades económicas. “No es solo arreglar casas, porque los que se vayan a vivir a ellas acabarán abandonándolas si no tienen servicios”, razonó Feijóo.

En todo este “conglomerado legal”, como el mismo presidente lo definió, están trabajando las consellerías de Infraestruturas e Vivenda, Cultura, Medio Ambiente e Ordenación do Territorio y Economía, así como la Secretaría Xeral de Turismo.

Sin salir del ámbito de la vivienda, el mandatario gallego informó de la firma de un convenio con el Ministerio de Fomento para dedicar 16 millones de euros a ayudas al alquiler y a la rehabilitación de viviendas. Afectará, según sus cálculos, a unos 4.500 titulares de vivienda social.

Comentarios