martes 24/11/20

La comunidad internacional exige el acceso inmediato de la ayuda a Siria

El grupo internacional de ayuda humanitaria para Siria pidió el acceso inmediato de bienes de primera necesidad a las poblaciones sirias más afectadas por la guerra, aprovechando el principio de acuerdo para lograr un alto el fuego en el país árabe.
 

Un grupo de refugiados hace cola para subir a un tren, en Serbia	Marko Djurica
Un grupo de refugiados hace cola para subir a un tren, en Serbia Marko Djurica

El grupo internacional de ayuda humanitaria para Siria pidió el acceso inmediato de bienes de primera necesidad a las poblaciones sirias más afectadas por la guerra, aprovechando el principio de acuerdo para lograr un alto el fuego en el país árabe.

“Ya hemos formulado a los bandos en conflicto las peticiones necesarias para entrar en las zonas asediadas y esperamos entrar en ellas sin dilación”, dijo el jefe de la Fuerza de Intervención Humanitaria (FIH), Jan Egeland, quien hizo hincapié en la urgencia de acceder a los lugares sitiados. “Los convoyes pueden entrar muy pronto, una vez tengamos el permiso, la luz verde, de las partes”, apuntó el diplomático noruego.

El jefe del FIH reveló que hay “un excelente feedback” entre los miembros del Grupo Internacional de Apoyo a Siria (ISSG) y que volverán a reunirse el próximo miércoles. “Creo que todos los miembros del ISSG quieren llevar ayuda a las zonas asediadas y a las áreas más difíciles de alcanzar”, confió.  

Mientras, la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, pidió la aplicación del “importante” acuerdo anunciado por Estados Unidos y Rusia para garantizar la entrega de ayuda humanitaria en varias localidades en Siria como paso previo a un alto el fuego, y consideró que “también tendrá un efecto positivo” para reducir el flujo de refugiados a Europa.

“Obviamente esto tendrá también un efecto positivo en los flujos de refugiados, pero ese no es el único motor de nuestro trabajo”, explicó Federica Mogherini en la Conferencia de Seguridad de Munich.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, aseguró ayer que Moscú continuará realizando bombardeos contra las “organizaciones terroristas” que operan en Siria.

Por otro lado, Estados Unidos consideró que Bashar al Asad es un “crédulo” si piensa que aún es posible lograr una solución militar a la guerra, en respuesta a una entrevista en la que el presidente sirio aclaró que seguirá combatiendo a los “terroristas” pese al alto el fuego acordado con los rebeldes.

“Es un crédulo si piensa que hay una solución militar al conflicto en Siria”, dijo ayer el portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner, en una rueda de prensa.

Comentarios