lunes 30/11/20

Los Ejecutivos europeos implantan las medidas para frenar la segunda ola del Covid

Italia cierra los locales de hostelería a las 18.00 horas y Francia implanta controles en los aeropuertos
Varios clientes ocupan una terraza en el centro de Roma | M. PERCOSSI (efe)
Varios clientes ocupan una terraza en el centro de Roma | M. PERCOSSI (efe)

Con cerca 20.000 contagios de coronavirus diarios y más de 1.000 personas en las unidades de cuidados intensivos que empiezan a estar repletas, el presidente del Gobierno de Italia, Giuseppe Conte, decidió tomar medidas más restrictivas a partir de hoy, como el cierre de bares y restaurantes a las 18.00 y de algunas actividades, como teatros y cines. 

El objetivo, explicó Conte en una rueda de prensa, es “mantener bajo control la curva epidemiológica” y “evitar un segundo bloqueo generalizado”, que tendría graves efectos en la economía nacional. 

“No hemos introducido un toque de queda”, aclaró Conte, quien instó a las personas a reducir los viajes tanto como sea posible y a no ir a casas de otras personas. 

Afrontar las navidades
Conte concluyó la rueda de prensa diciendo que espera que con las nuevas restricciones se pueda afrontar mejor los próximos meses, también de cara a las vacaciones navideñas. 

Ante esta situación, Conte firmó un nuevo decreto urgente.  Tras horas de negociación con las regiones que pretendían obtener ayudas para los propietarios de bares y restaurantes, se llegó a la firma de este nuevo decreto, que tiene validez entre hoy y el 24 de noviembre. 
Y es que, como recordó Conte, “el índice Rt (de contagio) alcanzó el umbral crítico de 1,5 y se tocó este sábado el mayor número de personas positivas al coronavirus, lo que hace que las operaciones de rastreo de contactos sean difíciles”. 

Por su parte, Francia va a poner en marcha a partir de la semana próxima un dispositivo para poder realizar test de antígenos de Covid-19 en los aeropuertos de París, destinados inicialmente a corredores de viajes de negocios, con la idea de extenderlo a otras terminales aeroportuarias del país que también los reclaman.

El secretario de Estado de Transportes, Jean-Baptiste Djebbari, indicó ayer  en una entrevista a la emisora “Europe 1” que el Gobierno está trabajando y que la idea es que se pueda poner en marcha “lo más pronto posible”.

Viajes de negocios
Djebbari precisó que se quiere hacer en conexiones en las que hay un peso importante de viajes de negocios, como con Estados Unidos. La voluntad es que se despliegue rápidamente en los aeropuertos de París, Charles de Gaulle y Orly.

“Lo intentaremos hacer para el mayor número de aeropuertos que lo piden, pero en buenas condiciones”, señaló tras haber contado que hay demandas también de Niza o Marsella.

Francia registró ayer  el cuarto récord diario consecutivo de contagios de coronavirus, con 52.010, lo que evidencia el crecimiento exponencial de la epidemia y pone más presión sobre las autoridades para endurecer las restricciones un día después de la extensión del toque de queda nocturno. 

La agencia de salud pública indicó que ya se ha superado el umbral de 1,1 millones de contagios desde el inicio de la pandemia, en concreto con 1.138.507. 

En las últimas 24 horas, se certificaron 116 muertes por Covid-19, una cifra inferior a las 138 que se habían comunicado el sábado. Eso significa que oficialmente desde comienzos de marzo han fallecido en Francia 34.761 personas de forma directa por la pandemia. 

Ataque en Alemania
Mientras, un grupo de desconocidos lanzó ayer de madrugada objetos incendiarios contra la fachada de un edificio en Berlín perteneciente al Instituto Robert Koch (RKI), competente en materia de epidemiología en Alemania. 

Según informo la policía, un empleado de seguridad detectó hacia las 02.40 horas a varias personas que lanzaban botellas contra la fachada del edificio, situado en el barrio de Tempelhof.  El incidente no dejó heridos, pero sí una ventana rota y un incendio.

Comentarios