domingo 12.07.2020

Muere tiroteada una palestina de 17 años tras apuñalar a una policía israelí

Una adolescente palestina, Bayan Ayman Abd al Hadi al Esseili, murió ayer tiroteada por las fuerzas de seguridad israelíes tras apuñalar en una mano a una policía de fronteras israelí en la ciudad cisjordana de Hebrón. 

Traslado de un joven palestino que recibió un disparo por parte de las tropas israelíes	Ibraheem Abu Mustafa
Traslado de un joven palestino que recibió un disparo por parte de las tropas israelíes Ibraheem Abu Mustafa

Una adolescente palestina, Bayan Ayman Abd al Hadi al Esseili, murió ayer tiroteada por las fuerzas de seguridad israelíes tras apuñalar en una mano a una policía de fronteras israelí en la ciudad cisjordana de Hebrón. 

La palestina, de 17 años, fue tiroteada cerca de Wadi al Ghrus, junto al asentamiento judío de Kiryat Arba. La familia de la chica explicó que las autoridades israelíes les informaron de que murió tras apuñalar a un militar.

El portavoz de la Policía israelí, Micky Rosenfeld, indicó que la policía sufrió heridas leves en la mano y que “la terrorista fue tiroteada en el mismo lugar”.

También ayer, un adolescente palestino, Fadil Qawasmi, de 18 años, murió por los disparos de un colono israelí en la calle Shuhada de Hebrón, mientras que otro palestino de 16 años perdió la vida tras ser tiroteado en Jerusalén Este. En estos dos casos ambos palestinos fueron abatidos tras intentar un ataque, pero ningún israelí resultó herido. Un grupo palestino, Jóvenes Contra los Asentamientos, publicó un vídeo en el que se puede ver cómo soldados israelíes colocan junto al cadáver de Fadil Qawasmi un objeto que podría ser un cuchillo, con lo que justificarían así los disparos con los que el colono judío acabó con su vida. 

Mientras, la Policía israelí mató a tiros a un palestino que intentó apuñalar a un agente en un control del barrio jerusalemita de Armon Hanatziv, según informó el portavoz de las fuerzas de seguridad del Estado hebreo, Micky Rosenfeld, en su cuenta oficial de Twitter. El Ejército israelí informó de que otro palestino intentó apuñalar a un civil israelí en Hebrón (Cisjordania). El civil efectuó varios disparos contra el agresor, según los militares, que no dieron más detalles. El diario “Haaretz”, no obstante, informó de que el asaltante perdió la vida.

balance

En total, 40 palestinos han fallecido a manos de las fuerzas israelíes o por la respuesta con arma de fuego de civiles israelíes desde que estalló la última ola de violencia, el pasado día 1. La Media Luna Roja ha cifrado en más de mil el número de heridos. Por contra, han muerto siete israelíes en ataques de palestinos en ese mismo período.  

El viernes, el presidente palestino, Mahmud Abás, dio orden de que se reparen inmediatamente los daños causados por los cientos de jóvenes palestinos que asaltaron la tumba del patriarca José en Nablús (Cisjordania), al tiempo que condenó el ataque como expresión de la violencia que lleva meses asolando Israel y los territorios palestinos.

“El presidente Abás subrayó su rechazo a estos actos y a todos aquellos que violen la ley y el orden, que distorsionan nuestra cultura, nuestros valores morales y nuestra religión”, según un comunicado de la Presidencia.

Los asaltantes irrumpieron en el recinto a primera hora del viernes, armados con cócteles molotov que arrojaron contra algunos de los edificios que descansan sobre la tumba del patriarca, en particular el reservado para la oración de las mujeres. Las fuerzas de seguridad palestinas se vieron obligadas a hacer uso de sus armas de fuego para dispersar a los manifestantes mediante disparos al aire, mientras una unidad de bomberos intentaba contener las llamas.

Como ha venido realizando cada semana del último mes, el movimiento islamista palestino Hamás declaró el viernes como día de la ira en protesta contra Israel.

Comentarios