martes 24/11/20

Obama y Putin fortalecen sus relaciones para trabajar juntos por la paz en Siria

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, acordaron fortalecer sus relaciones diplomáticas para establecer un frente unido a la hora de poner en práctica el acuerdo de paz para Siria trazado en Múnich, según informó ayer el Kremlin.

Obama y Putin, en un encuentro que tuvo lugar en julio de 2009	archivo ec
Obama y Putin, en un encuentro que tuvo lugar en julio de 2009 archivo ec

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, acordaron fortalecer sus relaciones diplomáticas para establecer un frente unido a la hora de poner en práctica el acuerdo de paz para Siria trazado en Múnich, según informó ayer el Kremlin.

Ambos líderes llegaron a este acuerdo tras una conversación telefónica en la que resaltaron la importancia de crear un “frente unido contra el terrorismo del Estado Islámico”, y en la que manifestaron su satisfacción con la reunión sobre Siria mantenida en la ciudad alemana.

Sin embargo, Obama pidió a Putin que ordene el cese de la campaña aérea que Washington cree que Rusia está ejecutando contra la oposición siria.

La llamada tuvo lugar después de la escalada de acusaciones y desmentidos de estos días sobre la campaña rusa en Siria durante la Conferencia Internacional de Seguridad en Múnich entre Estados Unidos, Francia y Rusia.

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, y el primer ministro francés, Manuel Valls, acusaron a Rusia de bombardear a la “oposición legítima” al presidente sirio Bashar al Asad, así como a la población civil; declaraciones que el primer ministro de Rusia, Dimitri Medvedev, rechazó por completo.

Además, Medvedev reconoció que la relación con Estados Unidos y sus aliados ha empeorado en los últimos años hasta el punto de que se puede hablar de “una nueva Guerra Fría”.

“guerra duradera”

Ayer, el primer ministro ruso advirtió de que una intervención militar por tierra en Siria provocaría una “guerra duradera”, y criticó al secretario de Estado estadounidense, John Kerry, por plantear esta posibilidad.

“No debió haberlo dicho. Claro que puede emprender operaciones terrestres y todo lo demás, si lo que busca es una guerra duradera”, afirmó Medvedev. En cuanto al cese de hostilidades acordado el viernes pasado entre Estados Unidos y Rusia, Medvedev destacó que es necesario fijar un plazo concreto para su entrada en vigor. 

“El cese de operaciones bélicas dependerá de cuándo todas las partes implicadas deponen las armas. Si unos cesan y otros empiezan a desarrollar su avance militar, habrá una escalada del conflicto, así que se requiere una decisión común sobre el momento del cese de hostilidades. Es lo que deberíamos buscar”, dijo el primer ministro ruso. 

Mientras, el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, señaló que los convoyes con ayuda humanitaria partirán hacia las zonas sirias asediadas mañana o el miércoles en el marco del acuerdo alcanzado por las principales potencias mundiales en Múnich.

Por otro lado, una fosa común con más de un centenar de cadáveres fue hallada en una localidad de la provincia de Deir al Zor, en el este de Siria, con supuestas víctimas del Estado Islámico. La fosa fue descubierta en la localidad de Mrat por los propios vecinos de la zona. Las víctimas fueron asesinadas a tiros y entre ellas había menores.

Comentarios