jueves 26/11/20

La ONU denuncia el “exterminio” de detenidos en Siria y reclama sanciones

Una comisión de investigación de Naciones Unidas denunció ayer que el “exterminio” de detenidos se ha convertido en una política de Estado para el régimen de Bashar al Assad y reclamó sanciones ante unos hechos que considera constitutivos de crímenes contra la Humanidad.

Pinheiro, ayer, junto a otra investigadora de la ONU, Carla del Ponte	PIERRE ALBOUY
Pinheiro, ayer, junto a otra investigadora de la ONU, Carla del Ponte PIERRE ALBOUY

Una comisión de investigación de Naciones Unidas denunció ayer que el “exterminio” de detenidos se ha convertido en una política de Estado para el régimen de Bashar al Assad y reclamó sanciones ante unos hechos que considera constitutivos de crímenes contra la Humanidad.

El grupo de expertos encabezado por Paulo Pinheiro ha analizado hechos ocurridos entre el 10 de marzo de 2011 y el 30 de noviembre de 2015, prácticamente la totalidad del conflicto. Para elaborar su informe, que analiza la situación de las personas detenidas por los distintos bandos, han hablado con 621 supervivientes y testigos, así como recogido pruebas.

La Comisión de Investigación para Siria establece que “durante los últimos cuatro años y medio, miles de detenidos han muerto cuando estaban bajo custodia de las partes en conflicto”, tanto de grupos yihadistas como Estado Islámico y el Frente al Nusra como del régimen sirio.

Pinheiro explicó en rueda de prensa que la mayoría de las víctimas son civiles varones y advirtió de que las instalaciones donde el Gobierno estaría reteniendo a los presos continúan fuera del alcance de la ONU, a pesar de las reiteradas peticiones a este respecto. “Los asesinatos y muertes descritos en este informe tuvieron lugar con mucha frecuencia, durante un largo período de tiempo y en distintas localizaciones, con un apoyo logístico significativo que implica vastos recursos del Estado”, reza el informe, que equipara estas tácticas con un “exterminio” y con un “crimen contra la Humanidad”.

Los expertos han detectado “ataques sistemáticos y extendidos contra la población civil”, principal perjudicada de un conflicto que se ha cobrado la vida de más de 250.000 personas desde su inicio hace casi cinco años.

desaparecidos

Los investigadores aseguran que decenas de miles de detenidos se encuentran retenidos por las fuerzas leales al régimen y miles más habrían “desaparecido” tras casos de reclusión o secuestro atribuibles a distintos bandos.

En el caso de las fuerzas del régimen, los expertos de la ONU se han mostrado especialmente preocupados por las tácticas de abusos sobre los civiles, que han sufrido hasta niveles límite la falta de alimentación y de asistencia médica. Asimismo, cuestionan los “juicios ilegales” que llevan a cabo los tribunales instaurados por el Frente al Nusra, basados en una estricta visión de la sharia o ley islámica y con potestad para dictar condenas a muerte tanto de soldados del régimen como de civiles.

sanciones

La comisión ha pedido al Consejo de Seguridad de la ONU que tome medidas y adopte “sanciones” contra autoridades –tanto civiles como militares– que son responsables directos o cómplices de muertes, torturas y desapariciones. 

Habría, asimismo, “responsabilidades penales individuales” susceptibles de ser analizadas por el Tribunal Penal Internacional (TPI). El informe, sin embargo no da nombres de quiénes deberían ser sancionados o procesados por los crímenes.

Comentarios