lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Rusia sufre su segunda gran derrota este mes perdiendo Liman

Ucrania se abre paso hacia el este de su territorio con la reconquista de diversas regiones | efe

El Ejército ruso sufrió su segunda gran derrota en el este de Ucrania en menos de un mes tras retirarse del bastión prorruso de Liman, en la región de Donetsk, apenas unas horas después de anexionarse esa y otras tres regiones del este y sur del país vecino.


“Debido al riesgo de ser cercados, las fuerzas aliadas se retiran de la localidad de Liman hasta posiciones más ventajosas”, informó este sábado Igor Konashenkov, portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia.


Esta derrota es difícil de digerir, ya que el presidente ruso, Vladimir Putin, prometió a los rusos tanto en el Kremlin como en la plaza Roja de que garantizaría la seguridad de los nuevos territorios con “todas las fuerzas y medios”, en lo que llamó “misión libertadora”.


Además, este repliegue tiene lugar después de la retirada hace tres semanas de la vecina región de Jarkov, humillación que obligó a Putin a decretar la movilización parcial, muy impopular entre los rusos.
De hecho, según la prensa, los primeros batallones con reservistas ya se encuentran sobre el terreno, aunque su presencia apenas se ha notado.

 

Ucrania ultima su reconquista
Los ucranianos tenían a Liman entre ceja y ceja desde que recuperaron la región de Jarkov, ya que se trata de un importante nudo ferroviario.


Antes de firmar el tratado de anexión en el Kremlin, el líder de la autoproclamada república popular de Donetsk, Denis Pushilin, ya reconoció que recibió “noticias alarmantes” de Liman, donde sus tropas estaban casi rodeadas.


Desde anoche los rusos intentaron “desbloquear” con intensos bombardeos la ciudad, a la que el estadounidense Instituto sobre el Estudio de la Guerra daba 72 horas para ser tomada. 


Como ocurrió con Jarkov, el parte militar ruso se escudó en que las unidades ucranianas tenían superioridad tanto de hombres como de equipos sobre el campo de batalla.


Defensa adujo también que la artillería rusa causó numerosas bajas a las brigadas mecanizadas ucranianas 66 y 93, además de destruir tanques y otros vehículos militares.

 

Un mapa sin contornos claros
Las derrotas en el campo de batalla dificultan aún más la labor del Kremlin ya que, tras revisar por segunda vez en su historia sus fronteras, no controla totalmente la geografía de las cuatro regiones anexionadas. 


Al Kremlin se le acaban las respuestas. Horas antes de la firma de los tratados de anexión, el portavoz presidencial, Dmitri Peskov, adelantó en rueda de prensa que se aclararía el tema de los límites exactos de la anexión.


No obstante, los rusos siguen sin saber exactamente qué es lo que se anexionó Rusia, aparte de la noción vaga del este y el sur de Ucrania.


Los contornos de Donetsk y Lugansk no despiertan dudas sobre el papel, aunque el Ejército controla poco más de la mitad de la primera de esas repúblicas populares, pero se desconoce qué otros territorios indicarán. 

Rusia sufre su segunda gran derrota este mes perdiendo Liman

Te puede interesar