miércoles 12/8/20

Trump advierte de que aceptará los resultados de las elecciones si gana

El candidato del Partido Republicano a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que está dispuesto a acatar los resultados de la votación del 8 de noviembre, aunque con matices: “Aceptaré los resultados de las elecciones si gano”, dijo.

Trump calificó a su rival de “persona corrupta” en el último debate	jonathan ernst
Trump calificó a su rival de “persona corrupta” en el último debate jonathan ernst

El candidato del Partido Republicano a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que está dispuesto a acatar los resultados de la votación del 8 de noviembre, aunque con matices: “Aceptaré los resultados de las elecciones si gano”, dijo.


Trump alertó en sus últimos actos de campaña de un supuesto “amaño” del proceso electoral y el miércoles, durante el tercer y último debate con su rival demócrata, Hillary Clinton, evitó aclarar si reconocerá los resultados sean cuales sean.


En Delaware (Ohio), el magnate neoyorquino volvió ayer a referirse a su polémica postura con una frase de doble lectura: “Prometo a mis votantes y a todo el pueblo de Estados Unidos que aceptaré completamente los resultados de estas grandes e históricos elecciones presidenciales si gano”, comentó.


El candidato republicano dijo poco después que la noche del 8 de noviembre sólo aceptará un resultado “claro”, ya que si es “cuestionable” se reserva el derecho de impugnarlo judicialmente. En este sentido, llamó a sus seguidores a no ser “ingenuos” sobre los posibles amaños.


Trump insistió en la necesidad de que sean una elecciones “justas” y advirtió de que de ello depende “el futuro del país”. “Esto no tiene nada que ver conmigo”, apuntó, para justificar una postura ambigua que no entienden incluso algunos miembros del Partido Republicano.


El empresario también aprovechó el acto para cargar contra Hillary Clinton, “la persona más corrupta y deshonesta en buscar la presidencia”, y para defender su buena actuación en el último debate. “Todo el mundo dice que gané”, espetó.  


Pero, en realidad, el último debate televisado para la presidencia de EEUU, que se celebró en la noche del miércoles en Las Vegas, terminó con una nueva victoria para la candidata demócrata, según las encuestas ya publicadas. 


No obstante, este encuentro tuvo más contenido y más propuestas políticas de los presidenciables, quienes se centraron más en asuntos que interesan a los americanos que en ataques personales entre ambos. Las acusaciones mutuas no se evitaron, pero se ha habló más de temas políticos y no tanto de la enemistad manifiesta entre ambos. En este encuentro previo a las elecciones del 8 de noviembre se abordaron cuestiones como la posesión de armas, la inmigración, el yihadismo e Irak. 


El ambiente era gélido, a pesar de celebrarse en Las Vegas. Donald Trump y Clinton se negaron el saludo antes y después del debate. Nunca antes se había visto y evidenciado tan públicamente una distancia entre los dos aspirantes a ocupar la Casa Blanca. 


Este tercer debate estuvo marcado por la negativa de Trump a aclarar si aceptará el resultado de las elecciones. “Ya lo veré cuando llegue el momento”, dijo el magnate, quien en los últimos días se ha dedicado a sembrar las sospechas de fraude electoral; algo considerado como muy grave e impensable por responsables republicanos.

Comentarios