Registrada una pelea en la zona de la movida nocturna de Ribeira con una gran aglomeración de jóvenes

La zona donde se registró la pelea se sitúa junto un local hostelero con licencia de pub

La Rúa Manzanares, a la altura de un local hostelero al que recientemente se le otorgó la licencia de pub, en Ribeira, fue escenario en torno a la una y media de la madrugada del sábado de una pelea, que precisó de la intervención de las fuerzas de seguridad. Se trata de una zona de la movida nocturna de la capital barbanzana que en el momento de la reyerta registró una gran aglomeración de personas, con grupos de jóvenes que aparentemente no guardaban la distancia de seguridad.

Fue una particular que transitaba por allí y alertó de la pelea a la Policía Local que, según varios testigos acudió con un agente y una auxiliar en dos coches patrulla, así como otro de la comisaría, y que iban escoltando a una ambulancia de Urxencias Santiarias-061 Galicia, después de que desde el 112 se solicitase ese tipo de colaboración para que pudiera acceder al sitio y su personal trabajase en condiciones adecuadas.

Al llegar, los efectivos policiales se encontraron, además de una importante aglomeración de gente en ambiente festivo, a dos individuos pegándose en el suelo, por lo que los agentes intervinieron para separarlos. Tras conseguirlo, se entrevistaron con ellos y, aunque ninguno presentaba lesiones que precisasen de una asistencia sanitaria inmediata, uno de ellos mencionó que tenía un mordisco en el pecho. Por ello, se le recomendó ir al médico y si luego lo considera oportuno que presente una denuncia en la comisaría. Pese a que al pub delante del que ocurrieron los hechos le quedaba una hora para cumplir su horario, su dueño accedió a cerrar las puertas del negocio a las dos de la madrugada por razones de seguridad ciudadana y sanitaria.




Triplica la tasa máxima de alcohol


Un grupo de pescadores trató de evitar poco antes de las tres de la madrugada del domingo que una mujer que presentaba evidentes síntomas de hallarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas se pusiera a los mandos de un Peugeot 207 aparcado en la zona portuaria de Ribeira, pero no lo consiguió. Mientras trataban de convencerla, alguno de ellos avisó a la Policía Local, que desplazó una patrulla que la sorprendió conduciendo por el Malecón y pudo observar que lo hacía a una velocidad inadecuada para una vía limitada a 30 kilómetros por hora, además de que circulaba de manera errática, invadiendo el carril contrario, siendo incapaz de mantener una conducción en línea recta pese a que su trazado era de ese tipo, según fuentes policiales. 


Los agentes municipales lograron interceptarla en el entorno de la nueva estación de autobuses y al entrevistarse con ella ya detectaron ya percibieron un fuerte olor a bebidas alcohólicas y imprecisión en el habla. Por ello la sometieron a la prueba de alcoholemia en la que arrojó una tasa de 0,75 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, por lo que fue denunciada por un delito contra la seguridad viaria y se la citó para un juicio rápido sin detenido señalado para hoy.

Registrada una pelea en la zona de la movida nocturna de Ribeira con una gran aglomeración de jóvenes

Te puede interesar