Santos Oujo recibe la Medalla de Ouro de Ribeira en un acto que ensalzó su trayectoria profesional y personal

Santos Oujo recibe de mano del alcalde de Ribeira la Medalla de Ouro de la ciudad | cedida

Santos Oujo Bello recibió hoy la medalla de Ouro del Concello de Ribeira en un acto solemne celebrado en el salón de plenos, que estaba lleno para la ocasión. Este veciño de Santa Uxía nacido en el año 1943 recibió esta distinción por sus méritos en el ámbito político, empresarial y cultural, engrosando una nómina en la que figuran deportistas como Álex Vidal, Ana Peleteiro, María Vilas, Fran y José Ramón; o políticos como los cuatro alcaldes precedentes del actual, Manuel Ruiz Rivas, en la etapa democrática.


Precisamente fue uno de ellos, Xosé Antonio Ventoso Mariño, regidor entre 1983 y 1987 y compañero de Santos Oujo en el Parlamento de Galicia, quien abrió la ronda de intervenciones (antes, el secretario municipal, Juan Salguero, leyó el acuerdo plenario para la concesión) trazando una semblanza del homenajeado. Ventoso definió a Oujo Bello como un “home atípico de Ribeira, calado, prudente e non dado ao espectáculo”. Recordó que fue uno de los primeros gallegos en alcanzar el título de ingeniero de Comunicación, trasladándose después a Estados Unidos de la mano de Telefónica para trabajar en el disruptivo campo de la información por satélite, donde colaboró incluso con la NASA. Tras su paso por Madrid, decide regresar a Galicia como delegado de Telefónica en Ourense hasta que es convencido por Eulogio Gómez Franqueira, una de las principales figuras de la UCD, para entrar en política.


Iniciativas impulsadas

El exalcalde destacó tres iniciativas impulsadas en su etapa en el Parlamento: impulsar la creación del Plan Integral para el Xacobeo, el Hospital do Barbanza y la Fundación Valle-Inclán. Ya como conselleiro de Industria, Comercio e Turismo se preocupó por la creación de una marca Galicia con la que promocionar su artesanía, joyería, etc, o por la creación de oficinas turísticas en Ribeira y Olveira, además de abogar por la fundación en la comarca de una Federación de Empresarios de Barbanza. Una vez retirado, fundó junto a Juan y Tucho Lijó el centro cívico que eselAteneo Valle-Inclán. “Aínda que parece que non se move, Santos é como un planeta: sempre está dando voltas e sempre está xirando arredor dun sol”, añadió Ventoso.


Agradecimiento

Acto seguido, Ruiz Rivas hizo entrega de la Medalla de Ribeira al homenajeado, así como de un broche con el escudo del Concello y el diploma acreditativo de la distinción. Tomó entonces la palabra Santos Oujo, quien expresó su agradecimiento cordial y sincero por la aprobación unánime de la Corporación. “Eu que participei en centos de votacións no Parlamento de Galicia, a que máis pracer me dou, máis gusto, máis recoñecemento e máis orgullo foi unha votación na que non estaba eu presente”, manifestó.


Durante su intervención, en la que no faltó la emotividad, tuvo palabras de recuerdo para Pepe Alonso, quien lo inició en la astronomía, y para o su abuelo, cuyos sabios consejos, contó, tendría siempre presentes. Relató anécdotas de su experiencia académica, empresarial, política y cultural, para terminar hablando de su entrada en la denominada tercera edad y con palabras de cariño para su mujer.


Antes de que firmarse en el libro de honor, el alcalde ensalzó todo lo que hizo por la ciudad a lo largo de su trayectoria política (añadió la creación de la ITV a la relación de logros antes apuntados) y manifestó que siempre luchó por su concello, “ao que sempre tivo como o sol arredor do que xiraba a órbita da súa vida”. Asimismo expresó su confianza en que, contrariamentea lo dicho por el homenajeado de que cualquier tiempo pasado fue mejor, Oujo aún tiene mucho que aportar.

Santos Oujo recibe la Medalla de Ouro de Ribeira en un acto que ensalzó su trayectoria profesional y personal

Te puede interesar