El Seprona abre una investigación sobre el delfín depositado en una parcela del polígono de A Tomada

El delfín ya fue retirado por Gesuga de la parcela en la que fuera depositado | Chechu Río
|

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha abierto una investigación para tratar de depurar responsabilidades en relación al depósito del cadáver de un delfín sobre un montículo de arena en una parcela municipal del polígono industrial de A Tomada. Así lo indicaron ayer desde el instituto armado, que precisó que las pesquisas se encuentran en una fase inicial, pues no fue hasta la tarde del pasado martes en que se tuvo conocimiento de esos hechos. El hecho de que otros animales se acercasen en los últimos días a ese cetáceo debido al hedor que desprendía su carne putrefacta fue lo que hizo saltar las alertas.


Según pasan las horas van trascendiendo detalles sobre lo sucedido con este delfín. De hecho, fuentes municipales confirmaron que apareció varado hace días en la playa de A Illa, que se procedió a su retirada, y que fue analizado por personal de la coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños (Cemma). Añadieron que se depositó en la referida parcela del parque empresarial pobrense “ao carón da estrada para que a empresa Gestora de Subproductos de Galicia (Gesuga) o poda retirar”. Después de que se hiciera pública la alerta por parte de empresarios, trabajadores y viandantes sobre el citado depósito del animal, desde el Concello de A Pobra indicaron que habían insistido ante esa firma para que acudiera cuando antes, comprometiéndose a hacerlo ayer mismo. De hecho, sus operarios acudieron al mediodía y ya lo retiraron para su posterior tratamiento como residuo.


Quienes expresaron su preocupación por el depósito del delfín muerto, y por las consecuencias medioambientales y de otro tipo que ello pueda tener, indicaron que la referida parcela municipal se usa como vertedero y precisaron que en algún momento estuvo repleta de restos de podas y desbroces. Advirtieron que ese terreno está abierto y sin perimetrar, por lo que le recomiendan al Concello que lo cierre para evitar que se repitan esas situaciones.

El Seprona abre una investigación sobre el delfín depositado en una parcela del polígono de A Tomada