domingo 22.09.2019

El Albariño escribe un nuevo capítulo de sus 66 años de historia en femenino y con un exitoso inicio

“Había muchas ganas de albariño” fue la frase más repetida ayer en Cambados y, en este caso, la imagen que valía más que mil palabras fue un Paseo da Calzada abarrotado.

Las autoridades y la pregonera cortaron la cinta inaugural del Paseo da Calzada, el epicentro de la degustación popular de la Festa do Albariño  | gonzalo salgado
Las autoridades y la pregonera cortaron la cinta inaugural del Paseo da Calzada, el epicentro de la degustación popular de la Festa do Albariño | gonzalo salgado

“Había muchas ganas de albariño” fue la frase más repetida ayer en Cambados y, en este caso, la imagen que valía más que mil palabras fue un Paseo da Calzada abarrotado. Se llenó en cuestión de minutos tras la inauguración oficial de esta fiesta de exaltación del “príncipe dorado de los blancos” que escribió una página más de sus 66 años de historia. Fue uno de los arranques más multitudinarios que se recuerdan. La pregonera, Merchi Álvarez, calentó motores desde el balcón consistorial con un vitoreado discurso en el que habló del “sentimiento” que despierta la fiesta y este “tesouro dourado” que “só un cambadés pode entender”. También habló del orgullo que siente por ser la primera mujer en pronunciar el pregón de su historia y confesó a los presentes que “san Google non me sacou deste ‘fregado’ e foi este viño o que me inspirou a escoller estas palabras e a coller ben o sono”. La cambadesa parafraseó a Rosalía de Castro, la única literata que pudo encontrar con una creación referente al albariño, y lo hizo con un poema donde habla de la sombra de las parras de su casa. “Foi unha visionaria de que esa sombra ía acabar crecendo sen límites nin barreiras”, añadió la presidenta de GaliciAME de ayuda a personas con Atrofia Muscular Espinal (AME).No faltaron sus consejos: “Con sentidiño e sempre coa barriga chega”, dijo; ni los vivas, que remató con un “Viva as mulleres, querémolas vivas!”, sumando a su carro de aplausos gritos coreando su nombre. 

“Non podía empezar mellor”
Posteriormente se procedió al corte de la cinta inaugural y para entonces, por A Calzada, centro de la degustación popular, ya corrían ríos de gente. La primera parada del tradicional paseo de autoridades fue en el Punto Morado. De hecho, la alcaldesa de Cambados, Fátima Abal, la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, y la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, no dudaron en atarse al brazo el lazo morado que estos días identifica a las 40 voluntarias en sus recorridos por la fiesta para informar, disuadir y atender posibles casos de acoso o agresión sexual, el cometido de esta novedosa iniciativa. 
Abal expuso que la fiesta “non podía empezar mellor”  y destacó el “marabilloso pregón” de Álvarez que ha conseguido que la AME, siendo una enfermedad rara, “sexa coñecida entre os veciños, que se volcan con GaliciAME”. Silva  celebró esta apuesta por la igualdad en la fiesta y añadió: “Podemos presumir, sen medo a que ninguén diga que somos excesivamente presumidas, que temos o mellor viño branco do mundo, un viño cada vez máis recoñecido e internacionalizado”. Además, como prueba contó la anécdota personal vivida en un restaurante de Turín cuya carta tenía tres vinos con DO Rías Baixas y “a xente repetía tras probalo, segundo o dono”. 

Otro orgullo cambadés
También lo atestiguó la conselleira: el albariño y su cultura están en todo el mundo. Así, habló del libro de la investigadora cambadesa, Mar Vilanova “O potencial aromático das variedades de vide cultivadas en Galicia”, premiado a nivel internacional y que estará en París en septiembre. Además, la también Dona do Albariño, invitó a que “viticultores, adegueiros e institucións continuemos, todos da man, coa la labor de promoción”. 
Por su parte, el presidente del Consello Regulador de la denominación, Juan Gil de Araújo, subrayó  que la fiesta es un “acto promocional de primer orden” y también la “culminación”, el momento de “disfrutar” para el sector productor e industrial, “tras todo un año de trabajo”. De hecho,  animó a la participación en “homenaje” a ellos y a la capital del albariño. 

Casetas y horarios 
La comitiva de autoridades atravesó la riada de asistentes y realizó paradas en las cooperativas salinienses para hacer los brindis oficiales. En total y hasta el domingo, A Calzada ofrece albariños de 42 bodegas en diferentes elaboraciones (monovarietales, barrica, espumosos, etc.). Las casetas abrirán entre el mediodía y las tres de la madrugada y media hora más el sábado.
El Consello también puso ayer a la venta los tradicionales catavinos que por seguridad cambian de diseño, con un cuello de copa más corto para evitar cortes en los pies si caen al suelo. Mantiene  la previsión habitual de 35.000 unidades, pero en las primeras horas había vendido unas 3.000. l

Comentarios