miércoles 2/12/20

La alcaldesa y BNG ignoran a Abal y revisarán el pacto aunque él no esté

Las duras palabras del edil de Cambados Pode, José Ramón Abal, contra sus socios de gobierno y el anuncio de que no asistirá a la reunión de seguimiento del pacto del viernes no parecen haber afectado

Víctor Caamaño y Manuel Domínguez comparecieron ayer en la sede del BNG | gonzalo salgado
Víctor Caamaño y Manuel Domínguez comparecieron ayer en la sede del BNG | gonzalo salgado

Las duras palabras del edil de Cambados Pode, José Ramón Abal, contra sus socios de gobierno y el anuncio de que no asistirá a la reunión de seguimiento del pacto del viernes no parecen haber afectado a sus socios de gobierno. La alcaldesa, Fátima Abal, se pronunciaba ayer muy brevemente sobre una cuestión que pone en jaque la continuidad del cuatripartito. La regidora señala que la reunión del viernes sigue adelante, que intentará hablar con el edil de Pode “si viene por el Concello” y que respecto a la pérdida de confianza en su persona por parte del concejal “la debió perder de repente, porque el viernes la tenía”.
Una postura similar, la de hacer oídos sordos a las amenazas de José Ramón Abal, es la que adopta el BNG. El portavoz, Víctor Caamaño, y el responsable comarcal, Manuel Domínguez, comparecían ayer para hacer un llamamiento a la “calma, á responsabilidade” y a “evitar espectáculos coma os destes días”. Para los nacionalistas en la última reunión de seguimiento del pacto hubo “avances significativos” y apelan a la “tranquilidade” asegurando que “o goberno está funcionando porque cadaún está desempeñando as funcións nas súas áreas”. Es más, pese a las duras palabras del edil de Pode Caamaño incide en que “non consideramos que cambiase nada respecto da última reunión. Só hai declaracións dalgunha persoa que non fan ningún ben e que son a mellor campaña que se lle pode facer ao PP”.
El Bloque se mostró firme y pide que “a folla de ruta siga adiante” con matices en un pacto de gobierno que ellos consideran vigente frente a la postura de José Ramón Abal que lo da por roto. De hecho negó cualquier tipo de injerencia en las áreas estipuladas al edil de Pode y aseguró que lo único que hay que mejorar es la “coordinación” y la “comunicación” entre los grupos. Respecto de la polémica portavocía los nacionalistas manifiestan que “confiamos en que a alcaldesa asuma esta función nos asuntos transversais e que despois cadaquén defenda a súa área”. Y añadió que “non desconfiamos dos compañeiros, temos total confianza na Alcaldía”. A mayores advirtió que los “reproches non son a solución” y que los problemas internos deberían “solventarse en privado”.
Por su parte Somos Cambados no se ha pronunciado al respecto de esta crisis. La reunión sigue fijada para el viernes a las cinco.

Comentarios