martes 24/11/20

La alcaldesa insiste en problemas de agenda ante las demandas de Pode

No habrá medidas transitorias y temporales que atajen la crisis de gobierno de Cambados antes del día 24. Así lo reclamaban esta semana desde Pode, pero la alcaldesa,

Los líderes de los grupos del cuatripartito coicindieron juntos por última vez este miércoles en una concentración | g. salgado
Los líderes de los grupos del cuatripartito coicindieron juntos por última vez este miércoles en una concentración | g. salgado

No habrá medidas transitorias y temporales que atajen la crisis de gobierno de Cambados antes del día 24. Así lo reclamaban esta semana desde Pode, pero la alcaldesa, Fátima Abal, insistía ayer en que su agenda institucional y de partido está demasiado comprometida como para poder afrontar ningún tipo de medida que, además, sigue condicionando al diálogo entre las partes.
Abal Roma señalaba que ayer, ante toda esta actividad, ni siguiera había tenido tiempo de acudir físicamente al Consistorio, debido a actos en Santiago y A Coruña. Suma, además, los que deberá afrontar en el PSOE y con su militancia local de cara al proceso de primarias provinciales.
Ella misma explicaba que en la noche del miércoles había conversado con José Ramón Abal, para explicarle la situación, si bien el líder de Pode, al igual que el BNG, sigue pensando que posponer la resolución de la crisis tantos días es una mala decisión.
 

Concesiones
En Somos, blanco de las críticas más o menos veladas de Pode y BNG, guardan silencio estos días, pero confirman su asistencia a la comisión de seguimiento del pacto del próximo 24. Un acto programado sobre el que pesa cierta incertidumbre, porque Pode pone como condición rotunda de asistencia “garantías” de que ese día el problema de invasión de competencias que personalizan en el portavoz Xurxo Charlín quede definitivamente resuelto y sin posibilidad de réplicas. No obstante, nadie parece tener muy claro qué tipo de garantías pueden darse de antemano más allá de la voluntad de diálogo y el interés que se presupone común de reconducir la situación en el cuatripartito. BNG y PSOE también han confirmado ya que se sentarán a la mesa.
Los tiras y afloja continuaban esta semana. En Somos no parecen dispuestos a ceder la portavocía porque, tal y como indicaban estos días, defienden que fueron quienes más cedieron ya a la hora de cerrar el pacto de gobierno en 2015, tanto en tenencias de Alcaldía como en liberaciones y al considerar que la portavocía ya es compartida en los plenos. Sin embargo, Abal Varela sostiene que, con mucho, su grupo fue “o que máis cedeu” en aquellas negociaciones, “ao renunciar ao primeiro punto do noso programa, o primeiro”, subrayaba: El que impedía el apoyo de Pode a la investidura en favor de cualquier otra fuerza política.

Comentarios