Aparecen restos de una casa “pudiente” y desconocida de 400 años de antigüedad en Rúa Nova

Restos de la estructura de la casa de 400 años hallada por sorpresa | cedida

Las obras de Rúa Nova siguen aportando datos sobre el pasado más reciente de Cambados. El proyecto de nuevas aceras ha dejado al descubierto una nueva vivienda, ubicada bajo los restos de la hallada la semana pasada, la de O Couso, y más antigua. En concreto, el arqueólogo contratado por el Concello la data entre el 1600 y el 1700 y en este caso su existencia era desconocida. No aparece en documentos históricos de consulta reciente y por ello se desconoce su propiedad y utilización, aunque junto a los restos de la estructura también aparecieron fragmentos de cerámica portuguesa de la época, con lo cual, se sabe que por lo menos era casa de personas adineradas.

El concejal de Patrimonio, Xurxo Charlín, relató que los pedazos mayores pertenecen al fondo de unos cuencos de la llamada cerámica Viana do Castelo y su hallazgo, así como de los restos de la vivienda a la que un día pertenecieron, ha sido “unha sorpresa pois non esperabamos atopar nada máis” a parte de la otra casa, de la que se informó la semana pasada y que es posterior, con unos 200 años de antigüedad.



Cubrirlos para protegerlos


Según el edil, la Dirección Xeral de Patrimonio de Pontevedra fue informada en la misma mañana de ayer y permite continuar con esta reforma de Rúa Nova porque “os restos están por debaixo da cota da obra e non lles afectan, aínda que é preciso protexelos cun xeotextil e cubrilos con area”, detalló. Además se realizará un levantamiento topográfico del muro de cimentación para dejar documentada su existencia. Lo mismo se hará con los restos cerámicos.

A Charlín también le sorprende que estas estructuras no se detectaran en las múltiples y anteriores renovaciones que ha sufrido esta céntrica calle en las últimas décadas, aunque “tamén é certo que non se protexía tanto o patrimonio como agora”.

En cuanto al proyecto de reforma integral de San Gregorio, el concejal indicó que no han aparecido más restos arqueológicos tras el conchero hallado en las inmediaciones del cruceiro con restos de cerámica romana, medieval y moderna, destacando restos de tejas y los pertenecientes al asa de una ánfora tipo Haltern 70, que data en el siglo I d.C, es decir, de más de 2.000 años de antigüedad. En este caso, tampoco se paralizaron las obras y los restos se depositarán en el Museo de Pontevedra para su catalogación. 

Aparecen restos de una casa “pudiente” y desconocida de 400 años de antigüedad en Rúa Nova

Te puede interesar