El BNG critica el uso del sindicato del alcalde para exigir el pago del cementerio de Vilariño y Lago se desvincula

Una carta recibida por un propietario del cementerio/ Cedida

Propietarios del cementerio de Vilariño están recibiendo cartas del servicio jurídico de Unións Agrarias (UUAA) reclamándole el pago de las obras. El BNG de Cambados se hizo ayer eco de esta situación, criticando, una vez más, las formas de actuar del Concello en este asunto, pues concedió una ayuda de 50.000 euros a la asociación para cubrir los trabajos, pero los vecinos tenían que adelantar el dinero, a razón de 100 euros por nicho. También censuraron que sea el sindicato del que forma parte el alcalde –ahora es trabajador en excedencia– el que ha usado la asociación vecinal impulsora del proyecto para reclamar por vía ordinaria antes de tomar “outras accións”.


El socialista Samuel Lago se desvinculó totalmente y aseguró desconocer la elección de este servicio jurídico. “Non teño nada que ver con esto, nin me consultaron nin o sabía”, declaró. Sí supo después de conocer el comunicado del Bloque que la asociación de propietarios optó por este en lugar de otros abogados porque “algúns veciños son socios” del sindicato y, “en todo caso é un tema estritamente profesional que nada ten que ver coa actividad política nin sindical pois trátase dun servizo externo do sindicato”, expuso.


Pero tras meses de polémica en torno a estas obras, con un grupo de propietarios reacios a adelantar el dinero, descontentos con las formas y la información trasladada por la asociación, insuficiente en su opinión, los nacionalistas consideran que el regidor “debe deixar de agocharse tras este sindicato e a continuación dar as explicacións que leva meses eludindo”. Es más, entienden que se está reclamando el dinero a los vecinos y por tanto, aquella alternativa tan defendida por la directiva vecinal y el propio Lago, de que el adelanto se reembolsaría cuando se hiciera efectiva la subvención municipal de 50.000 euros, no se va a cumplir y “é, cando menos, irregular”. De hecho, llevan tiempo denunciando que esto era “inviable” y se preguntan “que uso se lle darán aos 50.000 euros públicos otorgados”, además de calificar de “despropósito” todo el asunto.



El alcalde siempre ha indicado que es la asociación quien debe encargarse de solucionar estas cuestiones, pero también llegó a indicar que, en caso de no poder hacerse la fórmula de la devolución, la entidad podría destinar la ayuda a otras cuestiones. 


El BNG critica el uso del sindicato del alcalde para exigir el pago del cementerio de Vilariño y Lago se desvincula

Te puede interesar