martes 07.07.2020
Las velas de la zona de food-trucks se reinventan para dar sombra a las colas del centro de salud

Cambados confirma que no habrá conciertos, verbenas ni stands en el Albariño

El Concello de Cambados confirmó esta semana que este verano no habrá fiesta del Albariño como tal, al no haber ni conciertos, ni verbenas, ni stands. Todavía se trabaja con el Consello Regulador para intentar salvar algunos actos como la cata y entrega de premios.
Las velas que cubrían la zona de food-trucks darán sombra este verano a quienes hagan cola con distanciamiento social frente al ambulatorio / M. Ferreirós
Las velas que cubrían la zona de food-trucks darán sombra este verano a quienes hagan cola con distanciamiento social frente al ambulatorio / M. Ferreirós

El Concello de Cambados confirmó esta semana que este verano no habrá fiesta del Albariño como tal, al no haber ni conciertos, ni verbenas, ni stands. Todavía se trabaja con el Consello Regulador para intentar salvar algunos actos como la cata y entrega de premios.

Así lo explicó este martes el edil de Cultura, Tino Cordal, que reiteró las ideas ya avanzadas por el gobierno local en las últimas semanas. De esta forma, se prescinde de los macroeventos, evitando las masificaciones, medidas todas dentro de la necesaria prevención de nuevas infecciones por coronavirus. 

Otra cosa serán eventos como la citadas catas y  entrega de premios, así como la posibilidad de algún foro profesional o incluso el túnel del vino, con aforo limitado y entrada. Son actos de menor afluencia y acceso mucho más controlado que podrían ser compatibles con las medidas sanitarias. Pero para concretarlas, queda todavía más negociación con el Consejo Regulador.

Entre tanto, el Concello ha comenzado a reutilizar recursos habitualmente destinados a la fiesta y que no se utilizarán en ella este año. Es el caso de la cubierta en forma de velas en la zona de food-trucks en A Calzada, que se colocó en el centro de salud para dar sombra. Se trata de una medida para hacer más llevaderas las colas y esperas para ser atendidos en el ambulatorio. Hasta ahora, solo se trabajaba con consulta telefónica, pero el regreso de la consulta presencial —con cita previa— y la necesidad de conservar el distanciamiento social frente al coronavirus, limitando el aforo, lleva a que quienes esperan deban hacerlo en el exterior. Justo cuando el calor más aprieta. Para salvar la canícula, el Concello instaló como cubierta provisional que ofrece sombra en el exterior estas velas, que se podrán retirar pasada la temporada de más calor. 

Comentarios