viernes 25/9/20

CAMBADOS - Denuncia que usurparon su identidad para poner una demanda falsa contra la alcaldesa

La Policía Nacional investiga la supuesta usurpación de la identidad de un vecino de Cambados con el objeto de cursar una denuncia sin fundamento contra el entorno de la alcaldesa, Fátima Abal.

La regidora, Fátima Abal, y el portavoz del gobierno, Xurxo Charlín, durante una comparecencia             e. moldes
La regidora, Fátima Abal, y el portavoz del gobierno, Xurxo Charlín, durante una comparecencia e. moldes

La Policía Nacional investiga la supuesta usurpación de la identidad de un vecino de Cambados con el objeto de cursar una denuncia sin fundamento contra el entorno de la alcaldesa, Fátima Abal.
La historia se remonta al pasado mes de septiembre. A los medios de comunicación llegaba copia de aquella denuncia en un correo anónimo cuyo contenido o procedencia era imposible de identificar o contrastar. El juzgado sí recibió la demanda en condiciones, el 25 de septiembre, pero aún así, esta no tuvo más recorrido: Se decretó su archivo en poco más de un mes. El 26 de octubre el órgano judicial emitía un contundente auto en el que se indicaba que aquel escrito de acusación “carece de la mínima coherencia exigible” y no viendo atisbo de ningún posible delito ni irregularidad contra Abal o su entorno, se procedió al archivo. 
El asunto habría quedado ahí, en una denuncia sin fundamento, de no ser porque el juzgado, en cumplimiento de su cometido, envió copia del auto de archivo al denunciante, para comunicarle la decisión. Ahí llegó la sorpresa.
El vecino que firmaba la denuncia la recibió con estupor en su casa, porque al parecer, nunca la habría presentado. De hecho, este particular se personó ese mismo día en el juzgado para saber de aquella incongruencia y terminó en la Policía Nacional, interponiendo, ahora sí, denuncia, para que se investigue la supuesta usurpación de su nombre, su firma y su número de DNI en la demanda que quedó archivada. 
En su escrito ante la Policía afirma que ni él había denunciado nunca a nadie próximo a la regidora, ni conocía aquella denuncia, ni aún había dado tampoco autorización a nadie para que la cursase en su nombre.

reacciones
El gobierno de Cambados ve en todo este asunto intencionalidad política. La propia alcaldesa aseguraba ayer preguntada sobre el particular que se trata de una muestra de “guerra sucia”, “un acto grave” porque, destacó, “es delito actuar de esa forma”, usurpando, supuestamente, la identidad de un tercero para acusaciones sin fundamento. “Me consta que esto se está investigando y espero que se de con el culpable”. Al tiempo, se preguntaba que “si esto ocurre en cuatro meses en el gobierno, no quiero ni pensar lo que podrá pasar en cuatro años”.
El portavoz del gobierno, Xurxo Charlín, era más contundente. “Isto é unha política rastrera. Cunha denuncia falsa, buscando sacala na prensa”. “E hai que preguntarse, a quen beneficiaría iso?” “É unha vergonza chegar a estos extremos”, subrayó, porque “puido facer moito dano”. 
Así, si la alcaldesa decidiese a su vez demandar al denunciante: “O usurpado non se podería defender, porque como probaría que non fora el? Habería dous prexudicados”, lamenta. Y pide reflexión: “Cambados non merece chegar a este extremo. Hai que replantearse se isto é o que queremos na política local”.

Comentarios