lunes 20.01.2020

El entorno de Fefiñáns ganará más de un centenar de nuevas plazas de aparcamiento de manera inminente

El asfaltado de las calles Atlántico y Juan Pablo II en las inmediaciones de la Praza de Fefiñáns se iniciará en los próximos días, según fuentes municipales.

El asfaltado de la calle Atlántico empezará en unos días	d . a.
El asfaltado de la calle Atlántico empezará en unos días d . a.

El asfaltado de las calles Atlántico y Juan Pablo II en las inmediaciones de la Praza de Fefiñáns se iniciará en los próximos días, según fuentes municipales, y con ello la localidad ganará más de un centenar de nuevas plazas de aparcamiento, aproximadamente.
El Concello lleva meses trabajando en el problema de estacionamiento que padece la localidad. Según el alcalde, Luis Aragunde, en los próximos días se contará con unas 150 plazas más gracias al asfaltado de la calle Atlántica, donde se crearán estacionamientos en ambos márgenes, y Juan Pablo II, donde se hará solo en un lado, por ser un vial más estrecho. Además, también está previsto habilitar zonas en la calle Lugo.
Esas obras serán posibles gracias a un convenio con la Diputación de Pontevedra y tras resolver la incautación del aval de la promotora de la urbanización, que permite, por fin, obrar y mejorar estos viales, para alegría de los residentes en la zona que se llevan quejando de su estado desde hace tiempo.
El alcalde, Luis Aragunde, destacó que se trata de una zona muy próxima a la céntrica Praza de Fefiñáns y explicó que siguen negociando con particulares para la creación de más estacionamiento en el municipio. Se están tanteando lugares como la Avenida do Salnés o en Rúa Nova, prolongación de Castelao. De hecho, estos trabajos los está llevando a cabo en colaboración con la Asociación de Comerciantes Cambados Zona Centro, quien detectó la necesidad de plazas, sobre todo después de que la Policía Local endureciera los controles sobre los estacionamientos prohibidos.
Otra de las actuaciones ejecutadas por el Ayuntamiento para paliar la escasez se ha llevado a cabo en el paseo marítimo de San Tomé y en la calle Paseo del mismo barrio marinero, donde se realizó una reordenación, sustituyendo el modelo de estacionamiento en línea por el de batería para optimizar el espacio y ganar más aparcamientos. De hecho, según las estimaciones del Concello, con estos cambios se consiguió alcanzar las 200 plazas, contando con las ya existentes.
A este respecto cabe recordar que entre los planes del Ayuntamiento también esta la elaboración de un plan de estacionamiento que aclare las dudas existentes sobre las zonas donde está permitido y donde no. Según declaró el regidor a mediados de mes, su idea es reunirse con técnicos en la materia y determinar con claridad las zonas, además de establecer horarios para camiones “para que non estén a calquera hora e todo o tempo que queiran” ocupando plazas o en zona de carga y descarga. También explicaba que, aunque la localidad arrastra problemas de aparcamiento, no se optó por los rellenos, manteniendo el espíritu costero de la villa.

Comentarios