Cambados ultima la reforma de Manuel Murguía con un adoquín de piedra más accesible

La alcaldesa, Fátima Abal, y el concejal Samuel Lago en Manuel Murguía | g.s.

El Concello está ultimando la reforma de Manuel Murguía como parte de su estrategia de rehabilitación de calles del conjunto histórico de Fefiñáns que han quedado relegadas con los años. De hecho, la próxima será Bimbio, con un proyecto similar, es decir, instalación de red de separativa de saneamiento y la colocación de pavimento adoquinado.

El concejal de Obras, Samuel Lago, explicó que la iniciativa de Manuel Murguía es un proyecto antiguo que han retomado bajo la filosofía implantada desde su llegada a este departamento, es decir, no quedarse en un lavado de cara, completar las actuaciones y por un poco más, aprovechar para separar las tuberías de fecales y pluviales, para que sea un proyecto duradero y ayude a caminar hacia el saneamiento integral. De hecho, es importante ir habilitando esta doble red en todas las vías posibles porque solo cuando se haya extendido de manera casi generalizada podrá notarse en un mejor funcionamiento del sistema.

Se trata de “investir no que non se ve” y en este caso la inversión ha sido de unos 57.000 euros y también ha incluido la instalación de losas de piedra en un pequeño tramo de acera antigua y la sustitución de la red de abastecimiento de agua potable. Ayer se estaban dando los pasos necesarios para hacer las conexiones y dar por terminadas las obras; algo que sucederá en los próximos días.

Pero además, otra de la novedades de esta reforma es la elección de un adoquín de granito con la cara superior lisa, en lugar del habitual rugoso. “Trátase dunha diferenza importante porque facilita a mobilidade e o tránsito peonil pensando tamén nas cadeiras de rodas e nos carritos de bebés e incluso ten unha vertente de xénero, pois para as mulleres que usan tacóns, os outros son incómodos e incluso perigosos”, detalló Lago.

Esta reforma entroncará con el proyecto de modernización y humanización de la Praza de San Gregorio, que ya está adjudicado y se empezará a ejecutar a principios del año que viene. Y luego el Ayuntamiento proseguirá en otros viales del conjunto histórico de Fefiñáns como es la Rúa Bimbio, que también tiene un suelo de hormigón y, de hecho, será similar al diseño de Manuel Murguía. Se ejecutará con el próximo Plan Concellos.

En cuanto a San Gregorio, hace 40 años que no se somete a ninguna actuación y su remodelación costará unos 143.000 euros. El plan contempla como elemento central un gran banco de madera que acogerá los árboles existentes, pues se mantendrán los de “certo calado” como el magnolio, el rosal grande y las palmeras, aunque supondrá eliminar el seto existente.

El actual enlosado está muy envejecido y se levantará todo para poner nuevos pavimentos como losa granítica, que enlace con el suelo de la Rúa Rodas; en la parte sur se usará uno drenante tipo Hansegrand, que está compuesto de áridos decorativos aglomerados con resinas transparentes y es óptimo para que jueguen los niños y permite la circulación de agua evitando problemas de anegamientos. También se usará un pavimento modular de hormigón de color piedra lunar donde se colocarán bancos en este espacio que es como una especie de unión de tres patios.

Otra de las actuaciones es construir con traviesas de madera la jardinera adosada a una de las casas y aumentar la iluminación de la zona incorporando leds al mobiliario urbano, pues se mantienen las actuales farolas. También está previsto instalar red separativa y como mejoras a realizar por la adjudicataria, está el soterramiento del cableado que ahora cuelga por las fachadas. 

Cambados ultima la reforma de Manuel Murguía con un adoquín de piedra más accesible

Te puede interesar