sábado 11.07.2020

El cartel de Cidade Europea se llevará al Museo do Viño para evitar la sanción

El Concello desiste de regularizarlo por el elevado coste de la operación y porque taparía la fuente de la rotonda de Vilariño 
Imagen de archivo del cartel conmemorativo de la Cidade Europea do Viño en la rotonda de Vilariño  | gonzalo salgado
Imagen de archivo del cartel conmemorativo de la Cidade Europea do Viño en la rotonda de Vilariño | gonzalo salgado

El Concello desiste de retranquear el cartel de Cidade Europea do Viño instalado en la rotonda de Vilariño en 2017 para conmemorar el nombramiento. El coste es elevado y desluciría la fuente, así que lo va a trasladar al Museo do Viño, con toda probabilidad, y confía en poder evitar así la sanción de 2.000 euros propuesta por la Xunta por no cumplir la distancia exigida con la carretera cuando autorizó su colocación.

Así lo explicó el concejal de Obras, Samuel Lago, que ayer mismo envió al museo a los operarios para estudiar si existen metros suficientes para instalar este enorme cartel, de siete metros de largo por dos de alto y un peso de tres toneladas. En principio, parece viable ponerlo en el patio exterior, explicó, sin renunciar a otros elementos como la obra de las copas de vino de Manolo Paz. 

Requisitos para regularizarlo
Lago explicó que el anterior edil responsable había solicitado la legalización del cartel, pero para ello era necesario colocar delante una bionda de 75 centímetros y retranquearlo hasta 1,8 metros de su actual ubicación. De este modo quedaría tapado en parte, con lo cual también sería preciso elevarlo, realizando una nueva cimentación más robusta y colocar un pedestal, pero entonces ocultaría la fuente. Entre esto y el elevado coste que calculan tendrían la operación, el nuevo gobierno local descarta la opción y ha decidido trasladarlo, siendo el museo la primera alternativa. Tampoco resultará barata porque el Concello tendrá que contratar un camión de grandes dimensiones para su transporte. Ya han solicitado varios presupuestos.  

Respecto a la sanción, Lago confía en poder evitarla y, de hecho, la recurrirán alegando la eliminación del problema. La Axencia Galega de Infraestruturas propuso multar al Concello con unos 2.000 euros por no seguir las pautas establecidas en el permiso para instalar el cartel conmemorativo. Esto es que se colocó demasiado cerca de la carretera y de ahí el planteamiento de moverlo hacia el interior de la rotonda. La notificación llegó al concello a finales del año pasado y tenía de plazo hasta octubre para adoptar las medidas necesarias. 

Inversión de 9.000 euros
El cartel se instaló en marzo de 2017 cuenta con iluminación led  de bajo consumo y tuvo un coste aproximado de 9.000 euros, sufragado por las arcas locales. El exconcejal de Enoturismo y Obras, José Ramón Abal Varela, fue el ideólogo de su instalación al considerar que semejante nombramiento a nivel internacional –concedido por Acevin– había que visibilizarlo de la mejor manera. Para ello fue necesario remodelar la rotonda, trasladando el cartel del artista Lucas Míguez al otro lado de la glorieta.

Comentarios