La Cofradía cambadesa ejecutará la reforma integral de la fábrica de hielo, parada desde julio tras agotarse su vida útil

La flota cambadesa retomó ayer la campaña vieireira para abastecerse de stock congelado para el resto del año | m. ferreirós

La Cofradía de Cambados va a ejecutar una importante inversión para la reforma integral de la fábrica de hielo, que lleva siete meses parada por una fuga del gas utilizado para la refrigeración. El patrón mayor, Ruperto Costa, explica que todo el circuito está muy deteriorado por los años y la salinidad, así que empezaron a gestionar su renovación antes de proceder a una cara reparación que no acabaría compensando y finalmente consiguieron una ayuda de la Consellería do Mar para iniciar los trabajos, que serán inminentes.

La falta de este servicio ha sido un contratiempo para la flota y el funcionamiento de la lonja porque existe una elevada demanda. El Pósito lo ha ido solucionando con la compra de hielo en otras instalaciones de Marín o Portonovo desde que se produjo la avería, en julio del año pasado. Según Costa, los condensadores y otros elementos de la fábrica están en buen estado y los mantenimientos se han realizado el correcto mantenimiento, pero se trata de unas instalaciones de 12 años de antigüedad, ubicadas en un entorno salino y esto ha pasado factura al circuito, que “está corroído e moi deteriorado, non deixa de ser ferro forrado de neopreno e hoxe en día hai materiais moito máis resistentes e modernos”. De hecho, aseguró que aún con el gasto actual de transporte desde otros puertos, no les compensaba reparar la avería y menos estar comprando gas para su funcionamiento

Pero además, se quiere aprovechar para descartar unas instalaciones obsoletas y contar con unas a la altura de la flota cambadesa, “adaptadas ás novas normativas e tempos, e aos preceptos de eficiencia enerxética”, detalló el patrón mayor. De hecho, se cambiará para que funcione con amoníaco porque ya las últimas normativas europeas sobre gases fluorados de efecto invernadero piden que cada vez se usen más refrigerantes naturales como este.

Todo esto supondrá una importante inversión que no podía asumir en solitario. Por ello buscó la forma de financiar el proyecto y finalmente contará con una importante ayuda de Mar. 

La Cofradía cambadesa ejecutará la reforma integral de la fábrica de hielo, parada desde julio tras agotarse su vida útil

Te puede interesar